Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2008.

¿POR QUÉ NO SOY PARTIDARIO DE LAS ONGs? (IV)

El año pasado, en un corto espacio de tiempo, se pudieron leer en prensa muchísimos titulares que hacían referencia a irregularidades relacionadas con ONGs. Os pongo algunos de ellos:

- La Fundación Lealtad detecta anomalías en la contabilidad y gestión de 70 ONG

- Investigan a Intervida por el posible desvío del dinero para apadrinamientos.

- Detenido el presidente de ANESVAD por apropiación indebida.

- Época denuncia las irregularidades de la ONG Movimiento por la Paz, la liberación y el desarme en Marruecos.

- La ONG CIPIE está siendo investigada por la Comisión Europea por un presunto fraude para no devolver subvenciones de la UE.

 

No se trataba de brindis al sol, eran casos que, pese al control de la Fundación Lealtad, se dieron en verdad. La Fundación Lealtad es una empresa de control voluntario de las ONGs españolas, bastante fiable al decir de casi todo el mundo, y las principales anomalías que detecta son que los directivos de las ONGs van por libre. La Fundación Lealtad opina que para que las ONGs funcionen correctamente el órgano directivo tiene que estar formado por un mínimo de cinco miembros; que se reúnan al menos una vez al año; que no cobren por ello y que se renueven periódicamente. Los incumplimientos son numerosos, especialmente la poca predisposición de algunos directivos a reunirse y todo aquello referente a la remuneración. Algunas ONG remuneran a más del 40% de los miembros de su junta directiva. Resulta curioso comprobar que cuando se paga a los miembros de la junta directiva de una organización, por decirlo en palabras más llanas, estos son más que cuando el trabajo es altruista.

Otro apartado que denuncia la Fundación Lealtad es el relacionado con el destino del dinero. Ahí se pueden leer casos sangrantes, verdaderamente sangrantes, no sólo por el desvío de los fondos hacia cuestiones que nada tienen que ver con el origen en el que deberían de haber sido empleados, sino por las ridículas argumentaciones que desde las ONGs se dan para justificar lo injustificable. Copio sólo un ejemplo, de los muchos que se podrían espigar: "la Fundación del Valle, ONG que destaca entre sus fines la promoción social de la mujer, destinó en el periodo 2002-2004 más de 3,3 millones de euros a un proyecto denominado Ciur, cuyo fin era la restauración y acondicionamiento de un complejo inmobiliario de media hectárea en la vía San Francesco di Sales de Roma para transformarlo en residencia para sacerdotes." ¿Qué tiene que ver una residencia de sacerdotes con la promoción de la mujer? Lo mismo que un huevo con una castaña, pero los directivos de la Fundación del Valle dijeron en abril de 2004 que en esa residencia se iban a formar cientos de jóvenes que sí trabajarían por la promoción social de la mujer. ¡Anda, chúpate ésa! Eso es igual, sin salvar distancias, que si un servidor le pide una subvención al Gobierno para la promoción de inmigrantes y con el millón de euros que me dan me compro un palacete a nombre de mi hija y le pago la carrera en el extranjero, y luego digo que no hay de qué extrañarse, que mi hija a lo mejor se casa con un senegalés y con el dinero que he invertido en ella el buen senegalés se va a promocionar también.

La tercera anomalía denunciada por la Fundación Lealtad es la poca claridad en la gestión económica. Hay muchas ONGs con problemas a la hora de detallar sus fuentes de financiación y las cantidades aportadas, o a la hora de ofrecer planes de actuación y gasto debidamente documentados. Otras aportan papeles "sin fechas ni cronograma" o justificantes no aprobados. Hay algunas ONGs que no especifican, durante períodos que pueden llegar a los cuatro años consecutivos, a qué destina el dinero, y otras muchas que se fían de la documentación entregada por las contrapartes de los proyectos incluso cuando esas contrapartes han sido denunciadas por falsear facturas.

Sólo 49 de las 119 ONG analizadas por la Fundación Lealtad cumplen los requisitos de transparencia y buena gestión que, en teoría, caracterizan a las entidades benéficas financiadas con dinero público o donaciones de los ciudadanos. El resto tiene anomalías en las cuentas, o no efectúa seguimientos de los proyectos ni ayuda, en ocasiones, a aquellos para quienes solicitó el dinero. Otras tienen juntas directivas irregulares y trampean con Hacienda. En total, estas ONG manejan casi 550 millones de euros. Anesvad e Intervida, las dos ONG acusadas de corrupción, se sometieron hace pocos años al análisis de los abogados y economistas de la Fundación Lealtad. Lo hicieron, como el resto de ONG auditadas por esta entidad, de forma voluntaria, ya que la ley sólo obliga a las ONG a presentar sus cuentas anualmente a un órgano público de la comunidad autónoma donde esté radicada la ONG y, si su presupuesto supera los dos millones de euros, a una auditoría privada. La Fundación Lealtad sólo investiga a las ONG que previamente han sometido sus cuentas a la revisión de una firma privada. En este doble control continúa observando irregularidades, como ocurrió con Anesvad e Intervida. Ambas ONG, en descuerdo con las objeciones de la Fundación Lealtad, se dieron de baja como clientes. Esta empresa de análisis -creada a iniciativa de empresarios, profesionales y banqueros- aporta a las ONG analizadas "prestigio y tranquilidad para los donantes", según la directiva Patricia de Rodas. No disponen de medios para desplazarse a los países donde destinan sus fondos la mayoría de las ONG, pero sus empleados analizan los estatutos de cada organización, revisan su documentación y recaban información a las entidades públicas y privadas con las que colaboran. También cruzan cuantos documentos les son aportados y de esa forma, comentan, averiguan la mayor parte de las pifias.

 

Tampoco voy a ocultar aquí que estas denuncias en la mayoría de los casos han partido de partidos políticos. Es decir, se han utilizado como arma electoral, los unos achacan a los otros el pésimo control que ejercen sobre los fondos que destinan a ayuda al desarrollo, y cuando cambia el panorama político se vuelve la tortilla. Sin embargo, no puede decirse que todo lo que aparece en prensa relacionado con este tema sea partidista. En la realidad del sector parece que existen situaciones muy graves, incluso desde el punto de vista penal, que no se están destapando ni analizando de forma adecuada. A nadie le interesa sacar todos estos trapos sucios y mostrarle a la opinión pública, tan favorable a la solidaridad y la cooperación, los aspectos menos agradables de un sector tan viciado como la cooperación al desarrollo. A esto hay que añadir que las ONGs son conscientes de su posición privilegiada: Trabajan en la solidaridad y la cooperación, temas que son pesos políticos y no se cuestionan desde la opinión pública. Que además aportan beneficios rápidos y constantes a los Gobiernos frente a esta misma opinión pública y que mueven mucho dinero sin pedir resultados claros. En cierta manera, la capacidad de aprendizaje de las ONGs se concentra en sobrevivir que nadie pida explicaciones. Si realmente se quisiera cambiar algo, habría que tirar abajo todo el chiringuito de financiación de ONGs y, desde la Ley de Subvenciones, reconstruir de forma centralizada las reglas e instituciones sobre una base transparente, meritocrática y competitiva. Lógicamente, en el sector es prácticamente imposible encontrar aliados para esta tarea. Las Coordinadoras de ONGs se suelen lavar las manos en estos casos, hablando de un margen de ovejas negras lamentable, pero en principio aceptable. O sea, que no se meten a saco con los caraduras que viven de la solidaridad porque eso sería levantar la liebre y perjudicar a los que en este mundo no se aprovechan para medrar. Y la Agencia Española de Cooperación Internacional opta por ser el poli bueno, remitiendo al cumplimiento de los procedimientos administrativos y controles convencionales. No le interesa abrir este cajón, que, hay poca duda, debe de estar bastante lleno de situaciones parecidas. Ya que el trabajo con las ONGs es solamente una parte de la labor de la AECI, que ya está causando bastantes estorbos, no creo que tengan voluntad en remover asuntos turbios. No hay que olvidar que la AECI se encuentra en un proceso de reforma, con muchas tensiones internas. Por otra parte, en términos generales, es la administración pública quien ha creado este monstruo de sistemas de financiación que caracteriza todo el sector de la cooperación..
Copio a continuación un párrafo demoledor de un artículo sin firma que circula por internet: "Las ONGD lo saben muy bien, ya que conocen los entramados de la financiación de sus actividades, el valor político que tiene la cooperación y la solidaridad, la importancia de la foto, etc. Esto explica el enorme silencio que reina en el sector, a pesar de que hay cientos de personas que saben perfectamente donde están las situaciones graves y a quién habría que dirigirse para denunciarlas (es decir, a la fiscalía)". Sin palabras.

Continuará...



 

06/03/2008 12:39. Autor: miguelangelcarcelen Enlace permanente. Artículos No hay comentarios. Comentar.

ESTOY ENFERMA

20080311213157-dsc03876.jpg

Como estoy con mucha fiebre por una faringitis aguda no puedo poner al día mi cartilla.

Besos para todos.

CON GUSTAVO MARTÍN GARZO

20080318153312-valdepenas2.jpg
Con casi un año de retraso me han enviado esta fotografía de la presentación en Valdepeñas de un libro en la que me acompañó Gustavo Martín Garzo. La pongo aquí para presumir y para presumir de haber conocido a este escritor que tiene tanta calidad en lo humano como en lo literario.
18/03/2008 15:33. Autor: miguelangelcarcelen Enlace permanente. Mis libros No hay comentarios. Comentar.

CÓMO ADOPTAR SIN PERDER LA SONRISA

20080322140308-como-adoptar.jpg
Ayer me terminé de releer los más de doscientos relatos que se han presentado al concurso literario de Mascaraque. Uno acaba viendo dragones, peceras y a la mismísima Juana la Loca deambulando por el pasillo después de semejante atracón de historias. No me extraña que cada vez sea más difícil ganar un premio literario, dada la cantidad y la calidad de la gente que se presenta. Cuando nos volvamos a reunir para decidir quién será el ganador seguro que nos tiramos hasta las tantas  (la primera reunión, en la que se trataba sólo de aunar criterios y cosas por el estilo, acabó cerca de las dos de la madrugada). Por eso, cumplido con el deber de jurado, hoy he agradecido poder terminar el libro de Estefanía Cómo adoptar sin perder la sonrisa , publicado por Libélula Ediciones. No lo escribo aquí para hacer propaganda, porque el libro ya está agotado, se ha acabado en menos de un mes. La tirada fue corta porque Estefanía sólo quería dejar constancia por escrito de sus peripecias como madre adoptante y soltera en China especialmente para sus amigos. Hago esta referencia al libro por varios motivos: Estefanía es una gran amiga y colaboradora de Acumán -nos ha maquetado varios libros-; el libro es un retrato fiel de lo que se vive en China durante el tiempo que uno la visita para traerse a la hija; el libro tiene su parte de denuncia a las Administraciones Públicas por la parte que a veces les toca; el libro es una guía útil para padres que van a adoptar en China; el libro es una risión, una risión en el sentido de que Estefanía escribe como habla, y habla muy graciosamente; y el libro rezuma cariño hacia su hija. Curiosamente ayer Paco Piquer me enviaba las fotos de su nieta, también chinita, a la que se nota que quiere con locura -hasta por correo electrónico se trasluce ese sentimiento. También me alegraba con la noticia de que el libro que publicó Acumán, Las mareas no saben de sentimientos, ya agotado, será seguramente reeditado por otra editorial canaria, Baile del sol. El libro y el autor se lo merecen. Y ya puestos, pues yo también me hago propaganda, porque aprovechando que el Júcar pasa cerca de Albacete os anuncio que Libélula Ediciones me ha pedido -gracias a Estefanía, me apuesto el cuello- que los honre con una de mis novelas. El caso es que se han puesto en contacto conmigo como si yo fuera un escritor de altos vuelos y me han subido el  ego no sabéis cuánto. La verdad es que los chavales parecen muy ilusionados con su proyecto editorial, y, a diferencia de otros editores, no han mencionado apenas el tema económico, sino que se han interesado por la literatura en estado puro y duro. No es una editorial conocida, pero sí alternativa. Sólo distribuyen por internet y publican lo que les gusta de verdad, hacen tiradas cortas y no engañan al personal prometiéndoles el oro y el moro, son demasiado realistas, acaso por eso les haya dicho que una novela no, pero que si les interesa publicar una recopilación de mis relatos premiados (ahí le he copiado la idea a Ramón de Aguilar, a quien lo invitaré a lo que se tercie en cuanto lo vea -por eso y por la botella de vino tan suave que nos trajo-) pueden contar con ellos. El contrato de edición ya está en mi casa, les ha faltado tiempo para enviármelo en pdf. El libro iba a ser publicado por Acumán, a quienes no abandonaré -más que nada porque no puedo abandonarme a mí mismo, aunque si alguien está interesado en adquirir por un precio risible la única editorial solidaria del mundo le daré todas las facilidades-, pero así agradezco lo bien que me han hecho sentir los de Libélula Ediciones y amplío mi horizonte editorial. Espero que el asunto no salga rana y no me tenga que arrepentir, como cuando publiqué con Nuevo Rumbo. Adelanto que no, que esta gente poco tiene que ver con aquélla.

CÓMO MI PRIMA PINTÓ MI HABITACIÓN

Yo llevaba poco tiempo en España, y vino mi prima Pati y me pintó la habitación con motivos de mi país.

EL AMIGO DIMAS Y EL ENEMIGO ZEROLO

20080325123615-dimas-zerolo.png
Como ya han pasado las elecciones y sus ecos inmediatos me permito opinar sobre un tema que, no siendo político, pudiera parecerlo. Se trata de la polémica artificial que creó el enemigo Zerolo a raíz de unos escritos homófobos, supuestamente homófobos, que firmó Dimas Cuevas años ha. Parece ser que Dimas Cuevas se burlaba de los homosexuales, y parece ser que Zerolo limpió el honor de los mismos en un mitin en Albacete dedicándose a insultar a Dimas, tachándolo de ignorante y enfermo, entre otras lindezas. Os juro que no tengo ni idea de si al final Dimas Cuevas será senador del PP por Albacete, no tengo ni idea de cómo quedaron las elecciones por allí y no me apetece mirarlo ahora en internet, pero sí sé que Dimas Cuevas lo haría muchísimo mejor como político que Zerolo. Y quien me conozca un poco sabe que ni comulgo con las ideas políticas de Dimas ni con las de Zerolo (aunque éste último dudo mucho que las tenga). Pero comulgo con lo que recuerdo de Dimas, y eso me vale más que su afiliación ideológica. Yo fui al mismo instituto que Dimas, y era un personaje conocido, amén de amigo de mi hermano. Por aquel entonces ya despuntaba maneras. Recuerdo que cuando ambos se preparaban la selectividad yo me dedicaba, muerto de aburrimiento, a ver los partidos de fútbol del mundial de España. Luego, mucho después, cuando él dirigía un periódico de Albacete me llamó para hacerme una entrevista. Fue todo amabilidad conmigo, se portó como un caballero. En tiempos leía sus escritos. Dimas no es ignorante, más bien todo lo contrario. Y si alguna vez faltó a alguien entiendo que lo hizo no por mala leche, sino dejándose llevar de su vena cáustica. Quiero decir que no niego que Dimas se burlase de los homosexuales, pero tampoco niego que se burlase de los bomberos, de las amas de casa o de los latifundistas de Chiapas. A veces la burla es el género literario que nos salva de muchas miserias. En cualquier caso, Dimas pidió perdón por aquello, por si hubiera ofendido a alguien. En el momento de publicarse nadie levantó la voz contra aquello, ¿por qué? Porque era el momento presente. Después de cinco años, descontextualizado de la situación le piden explicaciones. Aún así Dimas pide perdón. Yo nunca he escrito nada en contra de los homosexuales, ni siquiera en tono de burla, pero sí que he contado chistes de mariquitas, y me he reído con los que me han contado, lo mismo que he contado chistes de curas, y de cornudos, y de negritos, al igual que el noventa y nueve por ciento de los españoles. Somos así, nos reímos de casi todo (ahora ya hasta del rey, cosa impensable hace unos años). No quiero presentarme a ningunas elecciones porque alguien de la cuerda de Zerolo podría reprocharme haberme reído de un chiste sobre homosexuales. Yo sí he escrito en varios periódicos artículos en defensa de los homosexuales, y no hoy, sino años atrás, cuando ser homosexual estaba mal visto, no como ahora, que como sigamos así va a llegar un momento en el que sea obligatorio. Digo esto para curarme en salud. Dimas, por lo que conozco de él, no me parece rastrero ni oportunista. Zerolo sí, sí porque utiliza la descalificación gratuita para defenderse, es decir, utiliza las mismas armas que supuestamente han empleado en su contra, lo cual le resta toda credibilidad. Pero es que además Zerolo y sus asesores rebuscan a conveniencia e interpretan con lupa lo que uno escribió hace años. Y eso sí que es peligroso. Dimas quizá se excedió en la jocosidad de sus escritos, pero Zerolo, sin quizá, se ha excedido en su papel de censor. Prefiero una sociedad en la que se pueda escribir lo que se piensa -aunque eso hiera susceptibilidades- a otra en la que no pueda hacerse so pena de que los que están en el poder te tilden de enfermo e ignorante.
Y para postre: el amigo Dimas, con todo lo ignorante, enfermo y homófobo que dicen que es, no tiene ninguna denuncia interpuesta contra él por racista; el enemigo Zerolo sí, precisamente por discriminación y acoso a una mujer gitana.



Rincón de mi hija Ailene y mío para amigos varios y lectores todos.

Escríbenos

............

Enlázame

Temas

Enlaces

Archivos

MIS LIBROS EN
GOOGLE BOOKS

.............

PORTADAS DE MIS LIBROS

Portadas de mis libros

Webstats4U - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares
Programas de fidelizacion de clientes teléfonos digitales Alcatel

abogados online sex shop Juegos de patinetas Juegos de Bob Esponja

diseño tiendas on line Madrid