Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

HEMOS VUELTO

HEMOS  VUELTO

Al final Ailene no me hizo mucho caso y ha pasado de actualizar la página. Creo que está entrando en la crisis de la adolescencia y ya se va notando el conflicto generacional entre padre e hija. Le interesan mucho más las vacas azules que sus propios padres. Pero así es la vida. Como ella no lo ha hecho, aprovecho ahora para dar las gracias a todos cuantos se han interesado por mí en esta convalecencia y pido perdón por no haber podido atender  algunos compromisos. Hemos vuelto y es preciso indicar que se ha acabado la puja en la que subastaba personajes, que ha sido bastante fructífera (se ha recaudado mucho más dinero que si me hubiese empleado como gigoló) y que al final subasté dos novelas por falta de una. Con la primera se obtuvo la cantidad de tres mil euros que ofreció una sola persona, Arturo Íñiguez, y con la segunda obtuvimos dos mil cuatrocientos setenta euros, después de varias pujas y donaciones. El vencedor fue un "anónimo bienintencionado" que se llevó el gato al agua por mil doscientos euros. Gracias a todos. Parte del dinero se adelantó en su momento para el proyecto de Nigeria y lo que resta por mandar se hará antes de Navidades. La verdad es que el resultado ha superado con mucho las expectativas, gracias sobre todo a la publicidad que habéis hecho de la misma algunos de vosotros. El tema de los equinocciales veo que sigue generando comentarios. Habrá que actualizarlo porque desde que se publicó han sucedido muchos y sustanciales cambios que no hacen sino darles la razón. Y, de momento, nada más.

Gracias de nuevo a todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Gatopardo a Miguel Ángel -

¡So borde!

Miguel Ángel -

Gracias de nuevo a todos por vuestros comentarios, y aprovecho para felicitarle públicamente a Gatopardo la Navidad, que no sé si lo había hecho, y para decirle que en el artículo de los Equinocciales alguien le ha puesto un reto interesante.

Sergi y compañía -

Ese Míguel, ese Míguel, eh, eh. Ese Míguel, ese Míguel, eh, eh. Ese Míguel, ese Míguel, eh, eh.
Acompáñese la letra con cualquier música folclórica de Cataluña o del país vecino llamado España.
Un beso en los morros y a ver si vuelves pronto a los partidos de fútbol, que necesitamos un pichichi.

Lope López de Lapos -

Yo también me uno al club de fans de Miguel Ángel Carcelén y contribuyo con este humilde artículo que he publicado en mi colaboración habitual en Almansa Digital. Felices Fiestas a todos:

Creo que lo he dicho en alguna otra ocasión, que tengo la enorme suerte de tener muchos amigos y en todos los lugares donde he residido, que han sido muchos. La virtud de la amistad es para mí primordial y no podría vivir sin amigos. Ya lo dijo Voltaire: “La amistad es el matrimonio del alma”.

Si fuésemos lo suficientemente inteligentes y sensatos como para pensar en lo corta que es nuestra vida nunca haríamos nada malo. Fue Pascal quien dijo: “La grandeza de un hombre está en saber reconocer su propia pequeñez”. Pero esa pequeñez la podemos hacer grande ejercitando la auténtica amistad, la que se practica con sinceridad y generosidad.

“El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de sus semejantes”, sentenció Diderot. Y Moliere escribió: “El que no es amigo de toda la humanidad no es amigo mío”.

Uno de esos amigos, de los últimos que han pasado a engrosar mi agenda de amistades, es un albaceteño, de Villalgordo del Júcar, que reside en Toledo. Tiene 38 años y fue sacerdote durante 6; hoy es funcionario del Ministerio del Interior, está casado y tiene una hija china, adoptada y otra que viene de camino, del mismo País.

Nos conocimos hace unos 5 años cuando vino a Almansa para hacer entrega de un premio literario a un amigo común. Después ha estado en mi casa en una ocasión pero estamos en contacto casi permanente o bien por teléfono o por el correo electrónico. Desde que lo conozco no ha cambiado un ápice, sigue siendo la misma persona sencilla, amable, culta, inteligente, solidaria y generosa.

Su descomunal sentido del amor fraterno (porque se siente hermano de todos) lo llevó a fundar una editorial para publicar libros y con los beneficios ayudar a los más necesitados en Países del mal llamado Tercer Mundo. Hoy hay varios escritores que regalan sus libros, en verso o en prosa, y las ganancias se destinan íntegras a maravillosas obras de caridad.

Este hombre está hecho de una pasta especial, si, porque hay que ser muy generoso para dedicar todo el tiempo que le deja libre su profesión a la editorial, a los libros, a la distribución de las ganancias, a multitud de trabajos que lleva aparejada su ejemplar conducta solidaria.

Pero es que hay más, amigos míos, este hombre es encima un extraordinario escritor y ha ganado más de 200 Premios literarios y el producto, esos muchos miles de euros ganados con su pluma, los ha donado íntegros para los desfavorecidos, para esos niños abandonados, para esas niñas violadas, para esos ancianos desamparados, para esas mujeres maltratadas y despreciadas.

Los dos últimos premios que recientemente ha obtenido han sido el Primer Premio de Novela de la Fundación 2009, de Zaragoza, y el del XX Certamen Literario de la Federación de Centros de Castilla-León en el País Vasco y sus importes -5.000 y 1.200 euros- han ido a parar íntegros para la construcción de albergues en la localidad de Mariquita, en el Departamento de Tolima, en Colombia, donde son acogidos ancianos y niños/as abandonados por sus familias.

Este manchego ejemplar, este hombre singular, este enorme ser humano se llama Miguel Ángel Carcelén Gandía y se ha rodeado de una decena de personas como él, que trabajan altruistamente en su editorial -Publicaciones Acumán- para recaudar fondos con los que ayudar a los que carecen de todo. Hasta ahora mismo han financiado 34 proyectos de diferentes cuantías en 14 países distintos.

Yo soy un privilegiado por tener la inmensa suerte de tenerlo como amigo y él sabe que lo admiro y lo quiero. Nada me agradaría más que todos los usuarios de Almansa Digital se hicieran eco de mis palabras y adquirieran alguno de los libros que edita, son muy baratos y de agradable y amena lectura.

El que tenga internet pude verlos en la página “Publicaciones Acumán” y en las siguientes; podréis conocer a Miguel Ángel y al resto de escritores que colaboran con la editorial y veréis los títulos y sus precios. Y comprobareis a donde se destinan los beneficios y si adquirís algún libro veréis que tranquilos dormís esa noche.

Entre tanta asquerosidad como nos rodea, que diariamente nos sirven las televisiones públicas y privadas, de gentes sin escrúpulos que comercian con la droga, con especulaciones urbanísticas por recalificaciones de terrenos públicos, con políticos corruptos, difamadores y malversadores, con gentes miserables que por el dinero venden su vida privada, aireando con desvergüenza sus devaneos de alcoba, que haya hombres y mujeres, como los de Acumán, capaces de tanta generosidad me llena de orgullo como ser humano y no tengo más remedio que enaltecerlos.

Davidelsur -

Hola Miguel Ángel:

me alegro muchísimo de que ya estés recuperado del todo. Por lo de Ailene no te preocupes, que a Felismina le pasa lo mismo: no quiere escribir nada de nada. De momento prefiere jugar e ir aprendiendo a leer palabras poco a poco.

Eso sí, me dice que te mande un beso muy fuerte de su parte.

Gatopardo -

¿Has estado haciendo un curso de protocolo y buenas maneras? ¿O un curso de cómo llenar diálogo con fórmulas de cortesía?
En respuesta, sólo nos queda decir todos a coro: de nada-de nada, de nada, de nada, de nada, etc.

Hannah -

Me alegro mucho, Miguel Ángel, de que estés ya recuperado. Ahora aseguir así ¿vale?
Un abrazo entrañable.
Hannah - Carmen

Miguel Ángel -

Quien escribe de corazón jamás mete la pata, jamás, así que comenta todo lo que quieras, que para mí es un orgullo que me leas.
Feliz Navidad también para ti y muchas gracias por pasarte por la página.

Rosa -

Me alegro de saber que ya estás bien. Cuando tengo un hueco, me gusta entrar en tu página y leer tus artículos y, a veces, me atrevo a comentar algo. Me hace ilusión compartir lo que siento con las personas que entran aquí pero sé que, al ser una ignorante, puedo meter la pata. Perdona si alguna vez lo he hecho porque no ha sido con mala intención. Un abrazo muy fuerte y ¡Feliz Navidad!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres