Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

CON TREMENDO MAL AMBIENTE

CON TREMENDO MAL AMBIENTE

CENINFEC Ediciones acaba de publicar en formato electrónico mi novela Con tremendo mal ambiente. Crónica de un viaje a Cuba, premiada en el concurso literario organizado por el Centro de Estudios Cubanos en la modalidad de testimonio. Consíguela por sólo 89 céntimos pinchando en el siguiente enlace:

Con tremendo mal ambiente

Crónica de un viaje a Cuba. Crónica del desencanto, de la verdadera cara de los tan cacareados logros de la revolución. Cuando el paraíso comunista sólo existe en la propaganda.: "Un gran acontecimiento inaugura la jornada; por fin consigo vaciar el vientre después de ocho días.
Nadie me tiene que jurar por su vida el poder astringente del arroz, ya sea de puta o de si me encuentras. Precede la alegría del desalojo corporal al problema del suministro de agua, ¿cómo consigo que el retrete quede hábil para nuevos usos? Con los barreños del agua de lluvia y el concurso de mi mano enguantada con plástico empujando hacia abajo. No es plato de gusto hablar de estos temas, pero sería injusto si omitiera decir que el setenta por ciento de las casas cubanas carecen de retrete, lo que además de incómodo es causa de transmisión de enfermedades. El treinta por ciento restante tampoco puede felicitarse en exceso por poseer tan apreciado servicio, ya que no son infrecuentes los casos en los que las cañerías han acabado convirtiéndose en lodazales irrecuperables a causa de la constante falta de agua. La Revolución –que es el nombre utópico que, a veces, utiliza el Gobierno para mal definirse- ha sabido hacer de la necesidad virtud y combate los cortes de agua con camiones cisterna que abastecen a quien lo solicite, eso sí, pagando precios que sólo están al alcance de quienes poseen dólares de forma habitual."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

David -

Enhorabuena, Miguel Ángel!

Me lo llevaré en la "maleta" para Mozambique, que éste pesa poco, y lo leeré allí a partir del 11 de diciembre, que es cuando finalmente nos vamos.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres