Blogia
miguelangelcarcelen

Artículos

NOBEL DE LA PAZ

Este año se lo han dado a la Unión Europea; el que viene no os extrañe que se lo den a Hitler a título póstumo. Por coherencia.

¡MILAGRO EN TOLEDO!

Gauss, el príncipe de las matemáticas, se equivocó al enunciar su famosa teoría sobre cálculo de probabilidades denominada campana de Gauss. Se equivocó porque en Toledo lo acabamos de demostrar. Eso o un milagro, no se sabe bien. Ha habido una oposición de Auxiliar Técnico Educativo a la que se han presentado más de cuatro mil personas; en ella sólo cuatro han sido capaces de obtener la máxima nota, ningún fallo. Entre estas cuatro personas y el resto media un abismo de 8,5 puntos, ¡milagro! La presidenta del Tribunal, Teresa Gómez Basilio, ha invalidado la teoría de Gauss después de siglos. Esta teoría y la lógica dicen que entre cuatro mil personas alguien debería haber obtenido alguna puntuación intermedia, pero cuando nos las vemos con milagros… Hay quien habla de pucherazo, ¡incrédulos! ¿Sólo porque los cuatro primeros opositores residan en el mismo municipio que la presidenta del Tribunal, Talavera, tiene que haber habido filtración?  Es pura casualidad que dos de esas cuatro personas sean cuñadas, y que dos de ellas, que yo sepa, trabajen o hayan trabajado en el mismo centro que la presidenta. No son pocos los que hablan de cierta amistad entre alguno de ellos y la presidenta, no obstante, seguro que se trata de los resentidos que no han sido capaces de aprobar. A ver, que demuestren que sólo por el hecho de ser paisanos, compañeros de trabajo, de sindicato incluso, y de conocerse, ya tengan que ser amigos. ¿Hay algún documento que lo demuestre?, ¿alguna fotografía en la que se les vea tomar cervezas o carcajearse juntos? Carcajearse, claro está, de los que no han podido sacar un diez como ellos, esto es el 99% de los opositores. Otro dato que hace todavía más milagroso el caso es que alguien haya sido capaz de sacar la máxima nota cuando, al decir de los entendidos, había más de cuatro preguntas más que dudosas. Quien habla de irregularidades se refiere, entre otros aspectos, al hecho de que se modificase la plantilla correctora definitiva sin dar explicaciones convincentes en un documento sin fecha, tal vez para que lo de interponer un recurso de alzada resultara difícil, no sé. Yo me quiero referir no al hecho de que ahora mismo haya más de cuatro mil personas con un palmo de narices, sintiéndose estafadas, sino a este cúmulo de circunstancias que han propiciado el milagro. Hay algún alto cargo de la Junta que no se termina de creer lo del milagro, y asegura que va a depurar responsabilidades. No me lo creo; en las anteriores convocatorias el cuñado del presidente del Tribunal sacó una de las primeras plazas, y una compañera de trabajo y amiga del presidente, lo mismo. Se denunció y no se hizo nada. ¿Para qué enturbiar los milagros? La suerte que tenemos este año los escépticos es que una cadena de televisión se ha interesado por este prodigio y dicen que vendrán a hacer un reportaje. A fin de cuentas no todos los días se producen milagros ni se le enmienda la plana a una celebridad matemática.

 Lo anterior fue escrito meses atrás, y enviado a los medios de comunicación, así como a altos cargos de la Junta de Calamidades de Castilla La Mancha para que pusieran un poquito de interés en suceso tan milagroso. Como era época de elecciones se hizo algo de caso, algo, y como Pilatos, el responsable máximo se lavó las manos pasando el asunto a la fiscalía. El fiscal de Talavera, un prodigio, ya se verá, después de un tiempo, ha dictado el sobreseimiento provisional, que será definitivo porque no creo que nadie vaya a gastarse los cuartos en retomar una batalla contra gigantes. Los anteriores dirigentes socialistas tiraron balones fuera en este tema, como ha sido su norma habitual durante lustros; los actuales dirigentes populares ni siquiera han acusado recibo de las quejas, reclamaciones y denuncias habidas, como témome será su modus operandi a partir de ahora. Los sindicatos ni han movido ficha, cosa lógica, porque no es de su competencia defender los derechos de los trabajadores, sino no desairar a quienes les dan de comer (las cuotas sindicales son calderilla). Baste decir en este punto que desde el principio los sindicatos tragaron con todo sin decir oxte ni moxte, empezando por que no se contabilizaran los años trabajados por igual ni desde el principio, aceptando pulpo como animal de compañía cuando les colaron una consolidación de empleo en la que los méritos jugaban papel de comparsa, etcétera, etcétera.

De manera y modo que Lorena Martín de Bernardo Gudiel, Laura Arenas de la Cruz, Rafael Martín Carbonero y Carolina Arroyo González, han obtenido según documento público, los cuatro primeros puestos de la oposición gracias a un milagro, mientras no se de otra explicación más convincente. Ya es definitivo. Ellos no tienen culpa alguna. Nadie tiene culpa alguna, lo ha dicho la justicia. Ha sucedido algo imposible, hay una responsable, la presidenta del tribunal, Teresa Gómez Basilio, pero no se le exigen explicaciones, o si se le han exigido nos gustaría saber cuáles ha dado para que nos quedemos tranquilos. Dice la lógica, pero, sobre todo, la matemática, que ha habido filtración del examen. El examen sólo era conocido por la presidenta del tribunal, ergo… Conste que yo no estoy diciendo que la presidenta le diera el examen a su compañero Rafael para que tuviera más fácil aprobar y éste, a su vez, se lo pasara a los demás, si dijera eso me podrían denunciar y entonces el fiscal seguro que no dictaría auto de sobreseimiento. Repito que yo no estoy diciendo eso. Lo dice la matemática: cuatro personas no pueden sacar la máxima nota separadas de la quinta por un abismo de 8,5 puntos sobre la muestra que se trata de opositores presentados. Eso es imposible, repito. Pero lo que no dice la matemática y sí la lógica es que si esas cuatro personas son de la misma ciudad que la presidenta del tribunal y de un modo u otro están relacionadas entre sí, la imposibilidad se multiplica por mil, porque Talavera es una ciudad de muchos habitantes, y no todos se conocen entre sí, aclaro, por si las moscas. No quisiera colegir que los de Talavera son infinitamente más listos que el resto de castellano manchegos. El fiscal ha debido interpretar que a la presidenta se le cayó el examen y lo encontró alguien que, a su vez, por azares de la vida, conocía a uno de esos cuatro opositores y, sin saber exactamente de qué se trataba, pero relacionándolo con ellos, se lo entregó, de buena fe. O que los cuatro opositores hicieron una sesión de espiritismo en la que se les apareció un espectro benévolo que les sopló todas –no la mayoría, sino todas- las preguntas del examen. O que le robaran el examen a la presidenta y a ésta le diera vergüenza denunciarlo -¿por qué no?- y al final acabara, sin mala intención por parte de los interesados, en sus manos… Hay muchas explicaciones posibles, no sólo hay que pensar en cara dura, pero sí nos gustaría saber a cuál de ellas se ha agarrado el fiscal para sobreseer el asunto y así dejar de hablar de milagro. Yo no me he presentado a esa oposición,  yo no he perdido tiempo ni dinero ni esfuerzo ni ilusión preparándome esa oposición, pero ha habido mucha gente que sí, en concreto hay cuatro personas que se han quedado sin plaza, mereciéndola, porque un ¿milagro? ha permitido que otras cuatro personas talaveranas  ocuparan los puestos de cabeza.

 Como ya sólo queda el derecho al pataleo, publico esto en mi modesto blog y lo envío a los medios de comunicación, trasladándole al programa de Cuatro que se interesó por el milagro toledano y que dijo aguardaría en tanto no hubiese resolución judicial, que ya tiene vía libre para sacarle los colores a quien corresponda. Débil consuelo, pero es que con esta clase política y judicial que tenemos, no hay otro.

 



LA AYUDA QUE MATA

Mi amigo Ramón me envía este artículo, bastante interesante. Lo copio íntegro:
“La ayuda que mata” (Dead Aid) es el título de un libro controvertido que no dejará indiferente a ninguna persona que lo lea, y mucho menos si lo descubre alguno de los economistas de pensamiento neokeynesiano que inundan el análisis actual sobre las soluciones para salir de la crisis económica.

Su autora, Dambisa Moyo, rechaza las críticas a Occidente de personajes tan mediáticos como Bono, el cantante de U2, o Bob Geldof, que se han caracterizado por pedir ayudas directas al continente africano para que pueda salir de la pobreza extrema en la que está inmerso.

La tesis principal del libro es que la ayuda de los países occidentales está matando a África. Una vez superado el rechazo inmediato que genera este argumento en nuestras mentes inundadas por el pensamiento progresista políticamente correcto la economista africana justifica su enfoque con sólidos argumentos.

Moyo aboga por detener las ayudas económicas a los países africanos, excepto en caso de calamidades o catástrofes puntuales (como sucede cuando hay un terremoto o una sequía en el primer mundo), dejando que el continente construya una economía propia en el curso de los próximos cinco años.

El principal argumento de la economista para abolir la actual estructura de ayudas es que la mayoría de gobernantes africanos siguen en sus puestos porque el dinero sigue llegando desde Occidente.

Los responsable políticos (en su mayoría tiranos o dictadores disfrazados de demócratas) no están obligados a mantener y mejorar las infraestructuras de sus países respectivos, porque se da por hecho que no tienen capacidad para ello.

De esta forma los dirigentes africanos no tienen responsabilidad alguna de lo que pasa y pueden seguir empleando el dinero en lo que les parezca oportuno, siempre ligando el gasto a su beneficio personal.

En cuanto a los habitantes, sólo pueden sobrevivir gracias a la caridad, no aportan nada a las economías de los países y carecen de la mentalidad adecuada para exigir a sus gobernantes que cumplan con sus deberes.

La ayuda hace más pobres a los pobres

Dambisa Moyo dice que 50.000 millones de dólares de ayuda internacional llegan a África cada año y todavía se ve la evidencia abrumadora que demuestra que esta ayuda ha hecho más pobres a los pobres. Además, el crecimiento es muy lento y deja a los países Africanos más endeudados, más propensos a la inflación, más vulnerables a los cambiantes mercados financieros, y son poco atractivos para recibir inversión extranjera.  

Por ello, crece el riesgo de conflictos civiles y disturbios. Moyo dice que la ayuda es un desastre absoluto, tanto en lo político, económico y humanitario, por lo que debería terminar e introducir alternativas. Así de taxativa se ha mostrado en un reciente artículo en el diario norteamericano Wall Street Journal.

Las repercusiones de su tesis no se han hecho esperar y algunos medios se centran más en su oposición a la estrella de rock Bono que en su análisis económico. “¿Qué piensa sobre Bono?”, preguntan a Moyo en el New York Times. “Realizaré un comentario general sobre esta dependencia total de los famosos. Cuestiono esta situación tal y como está ahora porque ellos se han convertido, involuntariamente o con intención manipuladora, en los portavoces del continente africano”, responde la economista.

Los gobernantes, corruptos, sólo tienen como tarea “cortejar” a Occidente

En la agencia económica Bloomberg, en entrevista televisiva, también la presentaban como “La anti-bono”. Y en parte es cierto, ya que ella no tiene aviones privados alimentados por la enorme fortuna de la que dispone el líder de U2.

Ella contesta con datos: “durante los últimos 60 años, se han transferido desde los países ricos a África miles de millones de dólares en ayuda al desarrollo. Sin embargo, la renta per cápita hoy es menor de lo que lo era en los años 70, y más del 50% de la población (350 millones de personas) vive con menos de un dólar diario, una cifra que casi se ha doblado en dos décadas”.

Nacida y criada en Zambia, y con una carrera profesional que la llevó a trabajar durante una década en el Banco Mundial y en Goldman Sachs, la economista realiza en su libro un estremecedor recorrido por los países del África negra y su principal enfermedad: los dirigentes corruptos que “lo único que tienen que hacer para permanecer en el poder es cortejar y ofrecer sus servicios a los donantes extranjeros”.

Sudáfrica: el futuro presidente en los tribunales por violación y corrupción


Un claro ejemplo de este tipo de gobernantes se da en Sudáfrica. El nuevo líder del Congreso Nacional Africano y futuro presidente Jacob Zuma, de 65 años, ha sido absuelto de un cargo de violación, pero debe volver a los tribunales acusado de corrupción.

La catadura moral de Zuma no deja lugar a dudas. Pidió disculpas por tener relaciones sexuales sin preservativo con una mujer seropositiva, después de afirmar, bajo interrogatorio, que había tomado precauciones higiénicas, duchándose tras el coito. Eso es un grave error, aunque Zuma afirma que no se refería a la prevención del sida.

El virus destruye la estructura civil de Sudáfrica, el país del mundo con más número de seropositivos. El ministro de Sanidad, Manto Tshabalala-Msimang, propugna como antídoto contra el sida una dieta de ajo, remolacha y aceite de oliva. La ducha de Zuma se percibe también como mortífera. En estas manos está Sudáfrica.

Pero volviendo a Dambisa Moyo, hasta el victimismo de algunos colectivos africanos es denunciado en su obra: “mírelo de esta forma”, afirma la autora. “China tiene una población de 1.300 millones de personas y sólo 300 millones viven como nosotros", con estándares occidentales de vida. "Hay 1.000 millones de chinos que viven en condiciones por debajo de ese estándar. ¿Conoce usted a alguien que esté preocupado por China? A nadie”.

La crisis financiera internacional puede “curar la ceguera” en África

“Hace cuarenta años, China era más pobre que muchos países africanos. Sí, hoy tienen dinero, pero ¿de dónde ha venido el dinero? Ellos han construido (ese desarrollo), han trabajado muy duro para crear una situación en la que no dependen de la ayuda humanitaria”, añade Moyo. Y para quienes la califiquen de tremendista, Moyo abre una puerta a la esperanza de África en medio de la crisis financiera internacional en un artículo publicado por el rotativo británico The Independent:

“La cura a la ceguera que provoca la ayuda humanitaria a África se encuentra precisamente en la crisis del crédito. Estos tiempos de oscuridad económica suponen una oportunidad para que África demuestre que finalmente puede contribuir de forma significativa a la economía mundial, en lugar de claudicar y ser vista como una carga para ella de forma indefinida", señala Moyo.

ALOGARSA O LA PASIVIDAD DE LOS ORGANISMOS PÚBLICOS

       Hace unos días andaba en un colegio explicando a niños que tienen una suerte inmensa por haber nacido en un país en el que las leyes los protegen contra todo tipo de explotación, a diferencia de lo que sucede en India, Pakistán, China…, donde a los más desvalidos, esto es, niños y deficientes, se les obliga a trabajar por dos perras gordas y en unas condiciones terroríficas. Les propuse que se miraran las zapatillas o algunas prendas de vestir para saber dónde estaban hechas; más de la mitad de los niños leyeron MADE IN INDONESIA, y la marca Nike  era la estrella. Esta empresa, de casi todos es sabido, traslada sus centros de producción a países donde no se respetan no diré que los derechos laborales, sino donde ni siquiera se atienden los derechos humanos más elementales. Lo hacen así, lógicamente, para obtener mayores beneficios. ¡Qué suerte haber nacido en España! ¡Ya! Llega entonces a mis manos la noticia de que en  ALOGARSA S.L., empresa situada en el Polígono Las Minas, en Escalonilla, provincia de Toledo, llevan tiempo queriendo emular a Nike y empresas semejantes en cuanto a explotación laboral. ¡Qué exagerados!, pienso, y me pongo a buscar en Internet. Y, por desgracia, nada de exageración; tenemos en Escalonilla una compañía que se ha propuesto hacerle la competencia a las instalaciones indonesias de Nike en cuanto a falta de respeto a los trabajadores. Pero lo más triste no es esto, ¡qué va! Lo peor de todo es que esta situación no es novedosa y quien pudiera tomar cartas en el asunto prefiere mirar para otro lado, incluso aplaudir a dicha empresa. En Indonesia no hay sindicatos, sobra mano de obra, a las autoridades no se puede recurrir porque son corruptas (o están corruptas, que no sé qué es más lamentable), pero España es un Estado de Derecho que nos protege, especialmente a los más débiles, ¿o no?

ALOGARSA pasa por ser un centro especial de empleo, razón por la cual recibe enjundiosas subvenciones, ya que, en teoría, emplea y forma a discapacitados físicos y psíquicos. Estas personas (pues son personas, a pesar de que los mandamases de ALOGARSA alguna vez hayan pensado que se trata de animales de carga) manufacturan cestas de Navidad y piñatas, entre otros productos. El detalle feo, o feísimo, es que a estos empleados se les exige un ritmo de producción que no tiene en cuenta para nada su discapacidad, se les obliga a rendir más que a cualquier otro obrero, y si no aguantan el ritmo –que es lo más normal-, se les sanciona. Y ahí no acaba la cosa, porque también se les obliga a manejar maquinaria peligrosa, lo que en principio no entraba en el Convenio. Para guinda del pastel se les paga tarde, mal y nunca, y a veces se les descuenta de la nómina alguna cantidad por no se sabe muy bien qué concepto. ¡Ah!, las bajas médicas tampoco se les pagan a los trabajadores, ¡que no se pongan enfermos, no te digo…! Si hay que hacer horas extras porque hay muchos pedidos pendientes, se obliga a hacerlas, ¡y pobre del que se niegue! Se le sanciona y en paz. Los propietarios de ALOGARSA no creen que sean suficientes las cien horas de más que sus empleados hacen frente a las mil seiscientos que rigen en el convenio general para trabajadores discapacitados. El pasado abril COCEMFE, organización que agrupa a discapacitados físicos de la provincia, pidió explicaciones a ALOGARSA por las muchas denuncias habidas por parte de los empleados (un diez por ciento de la plantilla había denunciado algo, y algo importante, no que no le gustaba el color del mono), y se propuso hablar con el director general de Trabajo de la Junta, Reinaldo de la Fuente, como responsable que era del control de los centros especiales de empleo y sus subvenciones. Daos cuenta de que en los últimos años ALOGARSA ha recibido sólo de la Junta (y el sólo podéis acentuarlo o no, a vuestro criterio) la módica cantidad de 600.000 euros, digo yo que ante una suma así algo habrá que revisar, y más si hay denuncias de por medio. Un dato curioso es que Comisiones Obreras denunció ciento cien mil veces a la Inspección de Trabajo de la Junta estas irregularidades –presuntas-, pero todo parece ser que quedó en agua de borrajas; otro dato no menos curioso es que la Unión General de Trabajadores, que integra el Comité de Empresa de ALOGARSA, firmó un pésimo convenio para sus representados, mucho peor que el que rige al resto de trabajadores discapacitados, ¿cómo se explica eso? Quien me conoce sabe mi opinión nada favorable sobre los sindicatos, aunque en esta ocasión, al menos, Comisiones Obreras se ha mojado, las cosas como son. UGT logró que el gerente de la empresa se comprometiera a pagar el dinero pendiente, cosa que no hacía por problemas con la Tesorería, la Seguridad Social, Hacienda y la acumulación de bajas médicas. Creo que sólo le faltó echarle la culpa al toro que mató a Manolete. Todos culpables menos ALOGARSA. El compromiso duró poco, porque en agosto ya estaban otra vez en las mismas, debiendo dinero a los empleados después de haberlo cobrado de la Junta y, supongo, de otros organismos. Según quienes allí trabajan –los que se atreven a decirlo, que no son todos porque hay mucho miedo a perder un trabajo, siendo discapacitado todavía más- nadie hace nada por ellos y se tienen que gastar el dinero en abogados particulares para reclamar lo que en justicia les corresponde. Mientras tanto la Junta de Calamidades de Castilla-La Mancha haciendo reportajes de ensueño en las instalaciones de ALOGARSA para pasarlos por televisión una y otra vez. Lo mismo, lo mismo que hacen los responsables de publicidad de Nike para acallar las innumerables denuncias que reciben por su política de producción: filmar fábricas idílicas donde cada trabajador es adulto y al que sólo le falta tener un  frigorífico, un ventilador y una televisión en su puesto de trabajo de fabricante de zapatillas, en lugar de ir a las factorías reales, donde no hay apenas luz, ni aire acondicionado, ni calefacción, ni sillas, ni, sobre todo, donde no hay vergüenza.

Me aseguran que a los responsables de ALOGARSA ya se les cerró un centro de similares características en Ciudad Real por idénticas circunstancias, pero esto está por contrastar.

A partir de ahora, cuando vaya a los colegios a hablar sobre explotación laboral, tendré que incluir el nombre de ALOGARSA y de quienes, por obra u omisión, colaboran con esta empresa. A no ser que hayan cambiado las cosas, ¡ojalá!

TENGO

Tengo una hija oriental, un sobrino mago y un bote de berenjenas de Almagro en el frigorífico. ¿Qué más se puede pedir?

LO QUE ME ACABA DE PASAR

Esta mañana ha venido una pareja de no sé qué compañía de seguridad aconsejándome instalar una alarma contra robos. Era bastante asequible, pero como su seguro no cubría los hurtos cometidos contra mis posesiones -exiguas, eso sí- por parte de políticos y asimilables, he declinado la oferta. Luego ha venido uno con un mono naranja (por indumentaria, aclaro) empeñado en hacerme la revisión del gas, porque es una "cosa seria y mu peligrosa y obligatoria". Le he preguntado que desde cuándo lleva intentando engañar a la gente -con otras palabras, claro, para que me contestara- y se ha ufanado de hacerlo desde hace ocho años, con lo cual he deducido que su poca vergüenza no es producto de la situación actual de crisis, lo que no lo disculparía, mas atenuaría la gravedad de su comportamiento. Entonces es cuando le he dicho que a mí no me iba a timar, y se ha pillado un rebote minino. Como me ha insultado he esperado a que llamase a los vecinos de enfrente, gente mayor, y nada más abrir les he dicho que la revisión que ofrecía ese señor no era la obligatoria, y que les iba a cobrar cinco veces más de lo estipulado. Aunque no me hubiese insultado habría obrado de igual modo. Acabo de cerrarle la puerta en las narices a otra chica que me ofrecía el oro y el moro si me cambio a Iberdrola. Ahora mismo están llamando a la puerta. Por la ventana veo a un señor anciano, de alopecia pronunciada y luengas barbas blancas. Lleva una túnica blanca hasta los pies y un manojo de llaves de tamaño considerable al cinto. Creo que es San Pedro, pero no le voy a abrir. ¡Ea!

MODELOS A IMITAR

Tengo un amigo, funcionario de prisiones, que, en un arrebato, rompió y tiró a la basura todos los discos de Joaquín Sabina. Era un incondicional del cantante, pero cuando fue a dar un concierto a la cárcel Modelo de Barcelona y dedicó sus temas a todos los presentes, salvo a los de azul -los funcionarios-, se le cayeron los palos del sombrajo y le declaró ignorancia suprema a partir de ese momento. Dice mi amigo que tampoco él está a favor de la cárcel, que vamos a derribar todos los muros y alambradas penitenciarias, que salgan todos los presos, que salgan, pero que se vayan a vivir al barrio de Sabina, que un violador se instale de vecino de cualquiera de sus hijas, que un asesino se mude a su derecha y un reventador de pisos a su izquierda. Es un poco radical este amigo.

A mí estuvo a punto de pasarme algo parecido con Silvio Rodríguez. Fue cuando en Cuba fusilaron a unos cuantos presos políticos, y el genial cantautor se hallaba de gira por España. Le preguntaron por el particular, espinoso como pocos, y él defendió esos ajusticiamientos injustos. No rompí sus discos porque no los tenía, sólo cintas, y no las rompí porque como cantante me parece extraordinario -como compositor también-, y porque cuando escucho sus canciones no me paro a pensar en la persona, sino en el artista. Lo mismo me ocurre con Antonio Flores (con una diferencia abismal, por supuesto), o con el  recientemente fallecido Antonio Vega. Como artistas, estupendos, como personas..., pues ¿qué voy a decir?, que pobrecicos los dos (y otros que me callo), criando malvas, pero querer presentarlos como ejemplos a imitar y todo eso, pues no, la verdad, yo como ejemplo a imitar prefiero al descubridor de la vacuna contra la Malaria que, además, lleva una vida ejemplar, antes que a un músico extraordinario que se puso hasta las trancas de droga cuando pudo.

Queda otro caso por comentar, el de la persona que es pésima como tal y nefasta como artista. Ahí ni agua. ¿Por qué habéis pensado todos al leer esto en Almodóvar?

UN MINI CUENTO

UN MINI CUENTO

Como últimamente ando algo liado y no actualizo el blog le copio a Onda Polígono el cuento que me premió y que está publicado en su web:

GIRASOLES

Cuando Tomás se marchó el guacamayo que le había regalado enmudeció y las hojas de la saponaria comenzaron a languidecer. Anaraida pasaba las tardes enteras apostada en el alféizar de la ventana aguardando su regreso. Al llegar el invierno tuvo que hacerlo tras el cristal regando con sus lágrimas la moribunda saponaria. La planta se marchitó, pero ella continuó regando la maceta con su llanto abundante. Lloraba y apaciguaba su ansiedad pelando pipas para el guacamayo. Algunas cáscaras cayeron en el tiesto y, con el transcurrir de los meses, germinaron en varios brotes de girasol. Por inercia y pena Anaraida continuó regándolos con sus lágrimas sin percatarse del prodigio de que las plantas, en lugar de girarse buscando el sol, se movían en la misma dirección que su rostro.
Hacía tres días que el periódico había adelantado la noticia: “Tomás Bravo, cooperante en Colombia, ha sido liberado por las FARC tras quince meses de cautiverio”. Anaraida no necesitó leer la prensa para saberlo. Lo supo, con retraso, cuando sonó el timbre y el guacamayo gritó: “¡Golosinas, golosinas!”. A partir de ese momento los girasoles ya solo buscaron la luz de la ventana.

MANIFIESTO DE APOYO A GINÉS, EL CHÉRIF DE COSLADA

Ando como loco buscando alguna página en internet donde se pueda firmar un manifiesto de apoyo a Ginés, el chérif de Coslada. Desde que lo vi el otro día en televisión sueño día sí, día también, con él. Es lo más. No sólo se ha pasado por ahí mismo cuanta ley, ordenanza, real decreto y norma existente, sino que además nos dice que somos tontos porque creemos a cientos de personas que se han confabulado contra él. Y lo sacamos en la tele en horario de máxima audiencia. Qué pena de tele y qué pena de televidentes. Si Hitler resucitara también lo sacarían en la tele tratándolo de usted y pagándole un pico bueno. Igual hicieron con Cachuli, menos conocido por Julián Muñoz. Espero que no se les ocurra sacar en horario de máxima audiencia al descubridor de la vacuna contra la malaria o a alguien que destaque por algo positivo. Vaya todo mi apoyo a Ginés, a Cachuli, a la Pantoja, a Pinochet que resucitara y a Bin Laden. ¡Hala!, ya me siento más español.

PENÉLOPE ME MATA

PENÉLOPE ME MATA

No es la primera vez que escribo que el cine de Almodóvar me parece, en general, y con perdón, una mierda. Que sea nuestro director oscarizado dice muy poco de nuestro país en cuanto a sapiencia cinematográfica se refiere. Y  una de sus pupilas, la de la foto, trabaja con la misma gracia y con tanto merecimiento para los óscars como él mismo. Hace poco me tragué Vicki Cristina Barcelona. Con perdón, otra mierda, una bazofia infumable. No sé como Allen (los amigos lo llamamos así) ha podido caer tan bajo. Bueno, sí lo sé o lo sospecho, pero eso daría para otro artículo. El caso es que hoy no tenía ganas de meterme con nadie, así que os dejo que disfrutéis esta maravilla de foto, nada retocada por LÓreal, en la que vemos a Penélope con un cuello de lo más natural..., de lo más natural si su madre fuera una jirafa.

OTRO PREVISIBLE CHASCO

Anda algo descuidado el blog últimamente. Tengo que entregar las correcciones de una novela antes de finales de abril y terminar otra antes del veinticinco, con lo cual no me paso mucho por aquí, pero veo que sigue, a pesar de todo, habiendo visitas varias. Por cierto, el día 18 me dicen si he ganado otro premio de novela en el que soy finalista. No digo cuál para no gafarlo, pero, como ya he dicho en otras ocasiones, jamás he ganado un premio en el que he quedado finalista, o me lo dan d de principio o adiós muy buenas.

La solución, el 18 de abril.

TRES PREMIOS LITERARIOS EN TRES DÍAS.

TRES PREMIOS LITERARIOS EN TRES DÍAS.

Bueno, pues este fin de semana va a ser un poco movido. Nos vamos primero a Almansa el sábado a recoger un premio de novela, el domingo tenemos que volver para recoger otro en Talavera (de relato), y el lunes por la tarde a Villafranca de los Caballeros para recoger el tercero. Ailene se encargará de hacer las fotos, excepto en Almansa, que se quedará con la yaya en Albacete para probarse un traje de carnaval y ver a sus primos.

Os adjunto una foto de la piedra que desde hacía unos meses me estaba dando bien la lata y que, por fin, la semana pasada expulsé. No era muy grande, pero tenía más picos que el Himalaya.

¡CUÁNTO PAGAFANTAS ANDA SUELTO!

Te digo de verdad que en el mundo no hay más gente tonta porque ya no queda hueco. Te iba a llamar uno de estos días, pero entre pitos y flautas (50% pitos, 50% flautas), no encuentro la tranquilidad necesaria para hacerlo, de modo que me planto delante del ordenador para desahogarme. Porque esto es un desahogo, no te creas, por mucha forma de carta que tenga. Es un desahogo preñado de carcajadas, de buenas carcajadas, porque aunque las circunstancias, tus circunstancias, las que un día fueron mías y continuamente están siendo de mucha gente, no aconsejen hacerlo, sé por experiencia que es la mejor terapia, casi tan buena como el chocolate a mansalva, el yoga o el taichí. Hay que reírse de los que juegan a ser cretinos y lo consiguen; tendrán títulos académicos y honores varios, pero a pagafantas no hay quien les gane, tanto a los miembros como a las miembras, que me consta que en tu caso hay más de lo segundo que de lo primero. Y no me detengo en el dato de que en la Iglesia -porque con la Iglesia hemos topado- no rige aquello tan cierto de que detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer. En la Iglesia reza que alrededor de un gran hombre debe haber siempre cuarenta mujeres que aunque sean grandes, deben aparentar ser medianas a lo sumo. Me río a carcajadas  de las cartas que intercambiábamos en Cazorla, de tus ocurrencias, de lo que me contabas de la Casa Madre en tus primeras impresiones, de las noches amenas bajo la luz de un camping gas y la bonhomía de Miguel, Ana, Toñi, etc., etc. Por mi cumpleaños me ha mandado Fernando un mensaje de móvil: "Y ahora me acuerdo, me acuerdo de las visitas a BUP, los paseos por los naranjos de Moncada, las charlas interminables con Joe, las visitas a Carcelén, a Toledo, a casa de tu madre. Me acuerdo de ti". Eso decía, y en tan pocas palabras sintetizó más de una década. Yo no tengo esa capacidad, quizás sí la de síntesis, pero no la de seleccionar sólo lo bueno. Yo me he acordado mucho de ti, y a veces salías a relucir entre mis papeles del modo más inesperado, en forma de tarjetas que me hacías llegar desde la República Dominicana, en forma de fotos con los gitanillos del Cerrico, cuando apareciste en carne y hueso por Molinicos. Y, como un día me dijo Fernando, la verdadera amistad es como un cactus, que precisa muy poca lluvia para continuar viviendo.  Te voy a contar un secreto, un secreto que lleva escondido trece años, y lo hago aquí con la condición de que si se lo cuentas a alguien, sea también en secreto. Seguro que te acuerdas de Elba, a la que por azares de la vida conocí en Santo Domingo. Elba estaba todavía más chiflada que yo y sin duda era aún más idealista que yo. La gente la adoraba, lo pude comprobar el poco tiempo que me fue dado para hacerlo. No sé por qué, sin conocerme apenas, decidió sincerarse conmigo. Dijo que sería una especie de desahogo antes de hacer los votos, que no quería confesión ni nada serio. Estuvimos toda la tarde hablando en el Hogar Armando Rosenberg, soportando picaduras de mosquitos y el calor asfixiante del caribe. Me contó lo que me contó y yo le aconsejé que se olvidara del asunto, que ni borracha se metiese a monja. Y lo curioso del caso es que no se escandalizó, sino que se rió a carcajadas. No me hizo caso. Luego me enteré de que profesó y no tardó mucho en salir pitando para Estados Unidos, huyendo de las monjas como alma que lleva el diablo. Pregunté varias veces por ella y en lugar de decirme abiertamente que había hecho mutis, me daban largas caritativas. Por supuesto que no conseguí su dirección para enviarle unas letras. Elba era un pedazo de pan y tenía las ideas muy claras. Tú eres igual que ella, lo que pasa que no tan alta ni tan morena de piel, pero por lo demás, igual igual igual. Lo mismo que a ella le aconsejé que a volar, a ti te aconsejo que a volar, pero dentro del nido, a darles la lata a los cretinos de siempre hasta que se les caiga la cara de vergüenza. Quien esté leyendo esto es más que probable que no entienda una jota, y yo se lo podría mal resumir así: a una persona cuyo delito es llevar por bandera la preocupación por los demás, especialmente los más necesitados, le escupen de forma ruin y cobarde que es una egoísta. Lo peor del caso es que la mente lúcida que te lo dijo no se lo cree, porque nadie puede creerse una estupidez de ese calibre conociéndote, ahora bien, si de vez en cuando no da un toque de atención al primero que se le pone en las narices, ¿cómo a demostrar que está por encima de ti en la escala jerárquica? Yo me voy a dejar de tonterías semejantes a que Jesucristo tuvo sus momentos de vacilación, sus horas de prueba y sufrimiento. Eso está muy bien, sí, pero para Jesucristo, pero tú eres quien eres y no te tiene nadie que obsequiar de forma tan generosa con un sufrimiento que no conduce nada más que a más sufrimiento. ¿Qué purificación va a haber en eso? Cero patatero. Hay mucho tonto al que todavía le gusta sufrir y piensa que así agrada a alguien. Bueno, pues muy bien, adelante con los candiles, que sufra cuanto quiera, si quiere yo le mando piedrecitas imperiales toledanas para que se las meta en el zapato, pero la gente normal no quiere sufrir. Los sufrimientos los vas encontrando por la vida, no hace falta que te los regalen ni que los pidas. De modo y manera que lo mejor es que les sigas el juego hasta que se les pase la idiotez (tal vez nunca, pero no siempre te tendrán a ti de chivo expiatorio), y que continúes siendo como eres. Tu sitio es ése, no me cabe la menor duda, porque gente como tú no hay mucha, y si les fallas a las hermanas mayores, si les fallas a los gitanillos, a los mencherillos, a los quinquilleros, a las mujeres, a tanta gente..., ¿quién va a ocupar tu lugar?, ¿la sesoseco que te ha dicho que tus intereses parecen no ser los del Instituto o Congregación?  Tal vez sean los intereses de las monjas capitostes los distintos a los tuyos, que todo depende de cómo se enfoque. No conozco la forma de ser de tus superioras, sí la tuya, y me quedo con la tuya a pies juntillas, asi que... Acoge las sabias palabras de quienes te digan que tras los cuarenta días del desierto viene la Pascua. La Pascua ya te la han hecho, y bien, que por el desierto se vaya su puñetera madre (perdón por la expresión madre). Que no me entere que te han apagado la sonrisa ni te han comido el coco con masoquismos opusdeinsanos. Sé feliz, Emilieta, como tú sabes. Un beso de parte de Ailene.

MÁS CUENTOS

Más cuentos, que me gustan mucho. Pues resuelta que era un señor al que llamaremos don Sístole que por azares de la vida que quizá no tengan mucho que ver con su capacidad y sí con sus amistades, fue nombrado presidente de un tribunal de oposiciones. Oposiciones al Cuerpo de Deshollinadores Malabaristas.  El primer año se presentó a esa oposición un familiar de don Sístole que jamás había visto no diré ya que una chimenea, ni siquiera una estufa. Y, aunque había mucha competencia y gente que en aquel país de los Imposiblés llamaban interinos y llevaban deshollinando más de quince años, el familiar de don Sístole, que se llamba don Diástole, aprobó la oposición y con una nota importante. Mucha gente puso el grito en el cielo y lo denunció a unos grupos que se ocupan de defender sus propios derechos frente a los derechos de los trabajadores y frente a  los de la Administración (creo que los llaman sindicatos), pero hicieron lo mismo que hace el pez en el mar: nada. Don Sístole, crecido por la impunidad de su gracia, repitió la faena en la siguiente convocatoria, y como vio que nadie estaba por la labor de pararle los pies, la repitió con todavía muchísima más gracia. En esa ocasión una nueva compañera suya (con la que trabaja y viaja a diario), a la que llamaremos doña Aurícula, que el año anterior se había presentado a la oposición y había quedado muy lejos de los puestos de cabeza, consiguió, tachán-tachán, sacar la máxima nota de toda la convocatoria, no sólo aprobar, sino sacar una notaza que la separaba del resto en más de siete puntos, lo nunca visto.  Hay quien piensa que ha podido suceder algo ilegal. Malpensados. La gente en el país de los Imposibles no admite que dona Aurícula haya empleado este año en hincar los codos como Dios manda y dejar atrás a todos sus competidores. El hecho de que la casualidad la haya juntado con don Sístole ¿por qué no tiene que ser más que eso, una casualidad? Y colorín colorado este cuento todavía no se ha acabado, porque el año próximo me temo que don Ventrículo y varias doñas Arterias relacionadas con don Sístole conseguirán aprobar la oposición de Deshollinadores Malabaristas.

Se acaba el cuento y ahora pongo yo la consabida moraleja: la política de los procesos selectivos de la Junta de CALAMIDADES (esto te lo dedico a ti, José Luis, para que veas que no olvido a la gente que conozco en los Juzgados, y ahora vas y lo cascas) sigue siendo la misma vergüenza de siempre, miento, mayor. Sólo un dato, yo tengo muchos compañeros gallegos que me confiesan que, aunque se sabe que en Castilla La Mancha hay muchos más puestos reservados a dedo en las oposiciones, merece la pena presentarse porque no ponen trabas a los de otras comunidades. Y, de hecho, el número de trabajadores gallegos de la Junta es considerable; yo no los he contado, pero creo que hay más de dos.

 

NAVEGADOR MOZILLA FRENTE A INTERNET EXPLORER

Llevo años utilizando el navegador gratuito Mozilla Firefox porque lo considero muchísimo mejor que Internet Explorer. Esta mañana he abierto el Explorer y he visto cómo queda la página de mi blog. Bastante mal. Así que advierto que este blog está diseñado para ser visualizado con Mozilla Firefox, en otros navegadores habrá desajustes.

DE CHARANGA Y PANDERETA

Pero no sólo España, sino el orbe al completo. Parece ser que los jueces no tienen derecho a la huelga -hay quien dice que sí, y sobre eso ya se ha escrito mucho-, pero, por si acaso es que sí, negocian con el Gobierno unas condiciones para no ir a la misma. Eso es como la comunidad de vecinos que paga la modernización de los ascensores para cumplir la normativa antes de saber si está obligada a pagarla o le toca el mochuelo a la empresa constructora -mi comunidad, sin ir más lejos-. Anoche emitieron el teatrillo de las preguntas al presidente del Gobierno. Sentí vergüenza ajena por muchas cosas con las que no os voy a aburrir aquí. No lo vi entero, por supuesto, por eso apenas vomité. Hace poco también emitieron la final de Gran Hermano en su enésima edición. Me parece muy bien, en serio, que haya gente que en lugar de cotillear las miserias del vecino se contente con las de un puñado de personajes que se prestan a ello. Nunca he sido capaz de aguantar más de diez minutos de ese experimento sociológico de la hermanísima de Lorenzo Milá (quien según asciende, como su hermana, más en el barro se hunde, según mi humilde parecer), mas entiendo que haya gente, millones, que no sólo no es que lo aguanten con entereza, sino que no pueden pasar sin él. Lo que ya me toca un poco más las narices es que me ponga a ver el telediario y una de las noticias de portada sea la final de Gran Hermano. Pero cambias de cadena y otra de las noticias de portada es que Penélope Cruz, la inefable Pe, es firme candidata a la estatuilla. Si "álguienes" como Almodóvar, Bardem y Pe triunfan en Jólivud ya sé dónde no tengo que ir a buscar calidad, y lo digo sin ser un cinéfilo, pero sí alguien con dos dedos de frente. Otra cosa que si no digo reviento. Los gobiernos de los países civilizados han perdido el culo por regalar dinero (nada de prestar, regalar, me reafirmo) a los bancos cuando el chiringuito amenazaba ruina. Con una parte muy inferior a la que se han gastado bastaría para acabar con el problema del hambre en el mundo, y si no hay hambre es más fácil salir del subdesarrollo. Ahora miramos atrás y nos escandalizamos al saber de la existencia de los campos de exterminio nazis, de las barbaridades que se cometieron por racismo en la América de no hace muchas décadas, en las atrocidades de la Inquisición, en las bestialidades del stalinismo salvaje..., dentro de unos años, no muchos, seguro, nuestros hijos o nietos mirarán al pasado y se escandalizarán de que una sociedad como la nuestra, capaz de mandar naves a planetas lejanísimos como quien manda una carta a un vecino, no quisiese evitar la muerte de millones de seres humanos.

Bueno, mañana Ailene os pondrá una foto de su dentadura mellada y de lo que le trajo el ratoncito Pérez, para desengrasar.

PALABRAS VALIENTES DE GERVASIO SÁNCHEZ

Gervasio Sánchez recibió el año pasado el premio Ortega y Gasset de Periodismo. A continuación copio las palabras que dirigió en el acto de entrega de premios a la concurrencia, entre la que se encontraban muchos políticos de uno y otro signo:

Estimados miembros del jurado, señoras y señores:

Es para mí un gran honor recibir el Premio Ortega y Gasset de Fotografía convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.

Es un gran honor porque varios de mis mejores amigos a los que respeto profesionalmente pertenecen a la plantilla de este diario. Queridos Ramón Lobo, Guillermo Altares, Miguel Ángel Villena, Jorge Marirrodriga, Francesc Relea, Miguel Gener, Alberto Ferreras, Gorka Lejarcegui, incluso tú querido Alfonso Armada, a los que he nombrado y a los que tengo en mi mente, a todos vosotros que me apoyasteis en los momentos más duros os dedico este premio de todo corazón.

Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar.

No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos Unidas y Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años y permitir que el proyecto Vidas Minadas al que pertenece la fotografía premiada tenga vida propia y un largo recorrido que puede durar décadas.

Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad.

Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias

GERVASIO SÁNCHEZ

FESTIVAL SOLIDARIO EN GUADAMUR

FESTIVAL SOLIDARIO EN GUADAMUR

David Melar, incansable en temas solidarios, vuelve a organizar el festival navideño a beneficio de Mozambique. Será el día 27 de diciembre a las ocho de la tarde en el auditorio de Guadamur, en Toledo. Si podéis, acercaos, que seguro que merecerá la pena.

ENHORABUENA

¡Enhorabuena a Julián y a Rosa! No creo que puedan leer esta felicitación por el nacimiento de su hijo, pues allá donde están no disponen de electricidad de forma continuada y dudo mucho que tengan cerca un ordenador. Llevan más de un año como cooperantes en Guinea y guineano les ha salido el hijo. ¡Enhorabuena por todo!

PREMIO EN BILBAO

Bueno, pues me voy para el norte, para Bilbao, que ha habido suerte y me han concedido otro premio. Espero no quedarme a mitad de camino por el temporal.

Ailene se está planteando seriamente dejar de escribir en el blog porque hay gente que piensa que no escribe ella, sino yo, ¡qué mundo éste!