Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

LIBROS

En las últimas semanas, por cuestiones relacionadas con enfermedades que no vienen al caso, he aprovechado varias noches para inflarme a leer. Y me he leído unos cuantos libros que compré en un mercadillo benéfico organizado por una hermandad de Toledo: Cienfuegos y Caribes, de Vázquez Figueroa, se leen de un tirón, muy entretenidos, literatura  rápida; El peso de las sombras, de Ángeles Caso, bien escrito, algo rococó y un poco pasteloso; Mientras escribo, de Stephen King, un libro de encargo del que se aprende poco a no ser que se milite en el bando de los incondicionales de este escritor; Señora de rojo sobre fondo gris, de Delibes, un pequeño divertimento con mucho mensaje; Leyenda del César Visionario, de Umbral, un prodigio de vocabulario y técnica literaria, es el libro de Umbral que más me ha gustado, con diferencia, muchísimo más que Mortal y Rosa; El Sur y Bene de García Morales, dos relatos largos más que novelas cortas, algo asfixiantes; Las ruinas, de Clara Escajedo, de argumento muy original, pero la edición era tan pésima que a las tres páginas, cuando te hartas de ver faltas de ortografía y signos de puntuación bailados pierdes la atención en el argumento. Todos los años hacen igual, al menos en las tres últimas ocasiones, se trata del Premio de Novela Femenina Galiana, organizado por el Ayuntamiento de Toledo, y aunque algunas de las obras premiadas y publicadas son muy buenas (pongo por caso Apagar el sol) la edición es tan horrible que algunos autores ni siquiera presumen de tener editados esos libros. A mi me pasaría igual, la verdad. Y el último libro que he leído: El hijo del acordeonista, de Bernardo Atxaga. Una maravilla. No es que la riqueza del lenguaje sea pasmosa, más bien peca de cierta liviandad; tampoco el argumento es para quitarse el sombrero, ni los personajes son sorprendentes..., bueno, que a lo mejor me ha parecido un libro maravilloso por su equilibrio. Si Atxaga en lugar de ser vasco fuese gallego escribiría como Manuel Rivas, estoy seguro.  El libro me ha gustado mucho. Me parece redondo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rosa María -

Madre mía, Miguel Ángel, cuántos libros leídos. Supongo que estarás bien porque yo, si tengo alguna preocupación, soy incapaz de leer; me pongo a divagar y es imposible. Me apunto los que te han gustado, para más adelante intentar leerlos.
Un beso muy fuerte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres