Blogia
miguelangelcarcelen

LOS EQUINOCCIALES

LOS  EQUINOCCIALES

 

Hace un año aproximadamente dos equinocciales que trabajaban desde hacía la tira de años -también aproximadamente- en el sindicato CSI-CSIF de Toledo, Manuel Gómez Calcerrada y José María Fernández, decidieron que ya era hora de que se les inflaran las narices y pusieron a bajar de un burro a los que en el mismo sindicato se dedicaban a beneficiarse a costa de los afiliados y a costa de las ventajas que sus cargos comportaban. Al mismo tiempo denunciaron las irregularidades que esos sujetos protagonizaban, pero como resulta que quienes por encima de ellos tenían que escuchar esas denuncias eran tan mafiosos como los denunciados, en lugar de llamar al orden a los gaznápiros amenazaron a Manolo y a José María con cortarle los vuelos (¡vuelos, Marisa, he escrito vuelos!) si no cejaban en su empeño. Y claro, como no desistieron, sino que fueron a más y comenzaron a sacar a la luz parte de las tropelías de sus compañeros y superiores a lo largo de años, pues terminaron destituyéndolos, desliberándolos y echándolos del sindicato. Denunciaron entre otras muchas cosas que una familia de mandamases de Ciudad Real (la familia Retamosa, para más señas) se dedicaban a crear puestos a medida dentro del sindicato para más familiares, pisando a quien tenía derecho a ellos legalmente. Denunciaron muchas cosas que no viene al caso citar porque llenaría toda la página y no habría empezado. Lo que sí viene al caso es decir que mucha verdad habría en esas denuncias cuando sindicalistas con más de quince años a sus espaldas apoyaron todas y cada una de sus reivindicaciones, y se solidarizaron con ellos hasta el punto de amenazar a Madrid con salir zumbando del sindicato si no se investigaba todo con detalle. En Madrid lo consideraron un farol y no hicieron ni caso, así que Teresa, Faustino, Marisa, Fernando, Eva y Pilar dijeron adiós muy buenas, ahí os quedáis con vuestro nepotismo, vuestra corrupción y desidia. Otros muchos los apoyaban, pero no dieron el paso de salir del sindicato porque les suponía un paso demasiado incómodo en demasiados sentidos. Estaban en su derecho, por supuesto. Pero como también José María, Manolo, Tere, Faustino, Marisa, Fernando, Eva y Pilar habrían estado en su derecho de seguir comulgando con ruedas de molino a cambio de un puesto de trabajo agradecido, de horario flexible, compatibilizable con facilidad con la vida familiar, sin tener que coger el coche ni buscar a quien se ocupase de los niños, etc., etc., etc., y no lo hicieron, hoy los traigo a este rincón, para agradecérselo.

Yo no entiendo de sindicatos; estoy afiliado porque en mi trabajo hay riesgo constante de necesitar asesoría jurídica y seguro, que si no ni eso, pero como lo que hicieron los equinocciales es un gesto al margen de sindicatos, un gesto que tiene que ver con la integridad y la dignidad en su estado puro, merece un reconocimiento, aunque sea tan modesto como estas líneas.

Si en el mundo sindical, político..., si en el mundo en general hubiera muchos equinocciales todo marcharía muchísimo mejor, seguro.

P.D.- Se llama equinoccial a quien se reúne con los similares de forma obligatoria en el tiempo cercano a los equinoccios, comulga o aborrece las doctrinas tántricas y del yoga, piratea en el Emule lo que no está en los escritos, compra espadas de La Guerra de las Galaxias para sus hijos, custodia sombras en el Museo Santa Cruz, prepara migas, pizzas y fresas con chocolate para morirse, envía correos electrónicos curiosos, se caga en los muertos de los jerifaltes de la Junta, tiene un archivo de millones de fotos digitales, en el pasado llevaba temas de salud laboral o está en espera de adoptar otra chinita. Sus parejas también lo somos, aunque hayamos tenido que pasar arduas pruebas para ser admitidos.

En la fotografía puede verse a parte de los equinocciales en una reunión de trabajo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

83 comentarios

Miguel Angel - 20 de junio de 2009 - 23:59

El escritor se mete donde le viene en gana, que para eso éste es su blog, mi blog. Si no te gusta lo que escribo eres tú quien se mete donde no debe.
Conozco a todos los que nombro en el artículo, y puedo dar fe de que a trabajadores no les gana nadie, al menos nadie de los que causaron su salida del sindicato. Eso de la sentencia judicial lo desconozco, pero lo pongo muy en duda. Estos sindicalistas y amigos asistían a todo lo que había que asistir y a más, y a poco que preguntes donde debes oirás lo que no te gustará oír.
Y esto no es ninguna bronca.

Miguel Ángel - 20 de junio de 2009 - 20:28

¡¡Otro que no sabe escribir!! Ateneos, se escribe ateneos.
Por lo demás, temblando estoy.

Sinvergüenzas - 20 de junio de 2009 - 19:13

Muy bonita la versión que aparece en este blog si bien no es la única y habría que escuchar a todas las partes porque por ejemplo a mi me consta que a todos los que aparecen nombrados aquí como héroes los hecharon del sindicato por no cumplir con sus obligaciones y no asistir a las reuniones ni a las juntas ni a los comités ni a nada de nada y eso no lo he visto reflejadoen el artículo, así que menos poesía y más realidad. Voy a dar más datos para que la gente sepa la otra versión, a José María Fernández y a Manuel el del Venceremos los han expulsado del sindicato no sólo los órganos competentes del sindicato sino un tribunal de justicia y ahí ya ahi palabras mayores.
El escritor hace mal en meterse donde no lo llaman porque tengo entendido que no siempre sale bien parado de las broncas en las que se mete.

Desde Ciudad Real - 20 de junio de 2009 - 18:14

Nadie se olvida de nadie cuando se ha peleado por lo mismo. Me uno al reconocimiento a este artículo y digo que sólo porque una persona se haya dado cuenta de lo que hemos pretendido hacer ha merecido la pena, y que no se nos va a callar tan fácilmente. Desde luego que no. Saludos a todos desde la provincia vecina.

Tu conciencia - 20 de junio de 2009 - 18:12

¡¡Anda que la foto!!

marisa rodriguez - 20 de junio de 2009 - 17:57

Cuando una se levanta de la siesta sin haber conciliado el sueño, un sábado por la tarde que además amenaza lluvia y el viento silva tras las ventanas de mi salón. Una, tiene pocas oportunidades para “hacer” y entonces se acerca sigilosa al ordenador, con el máximo cuidado de no despertar a su cónyuge que ronca plácidamente tumbado de cualquier manera y sin arroparse en el sofá. Entonces, mi ex compañera de trabajo, amiga, y compañera de la vida, nos envía a los solsticieros y equinocciales el artículo que Miguelón nos dedica. Y entonces sólo se me ocurren dos cosas:

1ª Que sólo por leer un artículo tan hermoso que habla sobre mi persona y sobre amiguetes, compis, colegas, cómplices, luchadores, soñadores, idealistas, servidores, amantes de la verdad….uff me paro, ya seguiré más tarde. Sólo por el placer de leer ese artículo me volvería a salir otra vez del sindicato, (con las consecuencias que todo ello conlleva, las asumiría de nuevo Miguelón)

2ª Esto va para ti Pilita ¡¡Gracias a Dios que Miguel se salió de cura!!, porque Gracias a Dios vino Ailene a España, a Toledo, a vuestras vidas, a “nuestras vidas”. Y yo que no creo en la casualidad, sino en la estricta causalidad, sé que Miguelón está en el sitio que tiene que estar, que los equinocciales están en el sitio que tienen que estar.

Y que gracias a gente como NOSOTR@S hay valores que NUNCA SE PERDERÁN: AMISTAD, LEALTAD, IDEALISMO, JUSTICIA, VERDAD, ILUSIÓN, SERVICIO A LAS PERSONAS, UNIÓN, HONESTIDAD…

Y GRACIAS A Manolo, y a Chema, porque su Valor fue y será SIEMPRE el NUESTRO.

GRACIAS A TODOS, porque después de casi un año aún sigue nuestra llama ENCENDIDA. Y SEGUIRÁ….por Nunca-Jamás…


Os quiero a TOD@S.

Nos queda mucho trabajo, e ilusión por delante pero “JUNTOS PODEMOS”

jose maria fernandez - 20 de junio de 2009 - 16:38

Y se me olvidaba.

En tu artículo Miguel, faltan los más importantes...los que alejados de nosotros en kilómetros pero no en ganas de pelear por lo que creíamos justo, hicieron el mismo camino que nosotros, demostrando mucho más audacia que nosotros, que nos apoyamos unos en otros para animarnos y fortalecernos.

Muchas gracias Mari Carmen, Rafa, Marga, Encarna, el "Pintor", Jose luis, Jaime...y seguro que me olvido de alguno y que pasaré mucha vergüenza por ello.

jose maria fernandez - 20 de junio de 2009 - 16:30

Pues que me gustaría ser capaz de agradecer este artículo con palabras como las de Marisa, pero no tengo esa capacidad.

Gracias Miguel Angel.

Y gracias amigos, porque leyendo las frases de Miguel y las de Marisa, me he sentido orgulloso de vosotros y de mí mismo.

¡¡¡A por ellos!!!!!!!

manolo - 20 de junio de 2009 - 16:09

Muchas gracias Miguel por tus palabras. Quiero que estas palabras sirvan de homenaje a todos los cónyuges que como tú, nos habeis apoyado en los momentos difíciles, sin vuestra comprensión, consejo y ayuda, todo se hubiera hecho muy cuesta arriba. Vosotros formais parte de los "equinocciales indestructibles".
Despues de casi un año de nuestra marcha del sindicato, sólo puedo decir que no me he arrepentido ni un día de lo realizado. Es más, la experiencia me ha hecho ver que palabras como lealtad, compañerismo, honradez e integridad, siguen vigentes. Todos los que componemos el gran grupo de los "equinocciles indestructibles" me lo habeis demostrado con creces. !!SOIS LOS MEJORES!!. Y como diría Fidel: !!VENCEREMOS!!.

Gatopardo - 20 de junio de 2009 - 15:30

Que conste que lo de chulo de mierda no va conmigo, aunque os empeñéis no me vais a crear un problema de identidad sexual a mis años.

Aviso sin malicia - 20 de junio de 2009 - 15:28

Este tema está siendo objeto de juicio de modo que ateneros a las consecuencias los que estáis opinando aquí.

teresa - 20 de junio de 2009 - 14:25

Mi agradecimiento a Miguel por este artículo dedicado a gente que en esta organización han cometido el único delito de trabajar, no para interés propio, sino para los afiliados y trabajadores a los que representaban y a los que se debían.
Los hechos han hablado por sí sólos con resultados. Aquél que demanda otra versión de lo sucedido es porque tiene que justificar algo. Este comentario, como es lógico, va dirigido a este "troll" que se nos ha colado en el blog, que aparte de no respetar un principio constitucional básico en democracia como es el de libertad de expresión y opinión, le hacen falta unas pequeñas nociones de ortografía y sintáxis (no creo que sea producto de la logse). Si hay que ECHAR algo es la "h" de su escrito, así como aconsejarle un ejemplo que a mi me sirvió cuando dudaba de qué expresión utilizar, "Ahí hay un hombre que dice ay".

Miguel Angel - 20 de junio de 2009 - 11:40

Este último comentario tan logrado es la confirmación de que el artículo decía alguna que otra verdad. Lo borraré en un par de días -no he borrado hasta la fecha ningún comentario de ningún artículo- sólo porque ocupa mucho espacio.
Para Gatopardo, pero qué pozo de sabiduría eres. Como dice Sabina que dice Antonio Gala: sabes cosas de uno mismo que uno mismo ni sabía. Gracias por el apoyo en la distancia a los equinocciales.

JOSE MARIA FERNANDEZ - 20 de junio de 2009 - 10:48

JURRRRR, qué bobada.

¿A mí me ha echado un tribunal de justicia? Y yo sin enterarme.

A Manolo y a mí nos expulsaron unos mangantes: CIERTO

Los demás se fueron de ese sindicato en solidaridad: CIERTO

La frase que más oí entre los que decidieron quedarse en el sindicato fue "lo siento, pero no puedo irme por mi situación personal y tendré que darme vaselina para poder aguantar aquí": CIERTO

ejjeje, UN TRIBUNAL DE JUSTICIA??? Y yo sin enterarme.

Eduardo S. - 20 de junio de 2009 - 00:57

Y para qué andarse con tantas medias tintas, los Retamosa son de órdago y Juan Pinilla su monigote desde que las ranas croan. Yo ya me despedí del sindicato cuando salió a la luz el escándalo de los cursos a nivel nacional mas parece que hay gente que no aprende hasta que no le meten mano en el bolsillo o van como dice Gatopardo a la trena. Yo sé algunas historias interesantes del sindicato en Toledo de hace muchos años sobre todo referidas a una cooperativa de viviendas en la que alguien del sindicato voló con muchas pesetitas y nadie dijo ni mu, por eso felicito a Pilar Martín que es la que está detrás de todo esto por haberlo movido y por ser tan diferente como sindicalista a su madre. Y los que estamos en el ajo sabemos porqué.

kurosiwa - 20 de junio de 2002 - 23:57

buenas noches equinociales:
Me han dicho por ahí que el martes volveis a la acción.No tengais prisas. Grande debe ser el miedo que os tienen cuando estan poniendo todos los clavitos en el camino para ver si pinchais.Yo que vosotros esperaria, como buen cazador, a que el cerdo este en la baña para dar un disparo mas certero. Los vientos os favorecen y en este momento la luna no esta en su fase de plenilunio con lo que podeis confundiros con alguna sombra e incluso herir a un compañero en la espera.Poneros de acuerdo en la hora y el día para evitarlo. Seguramente la pieza así cazada pudiera ser medalla de oro.

Par el defensor de Pinilla - 20 de junio de 2002 - 22:34

Yo juraria , que este defensor de Pinocho = Pinilla, es el actual presidente provincial del sector autonomia del sindicato CSIF,cuyo nombre empieza por R y termina por O , su forma de contestar es inconfundible. BESOS CASTOS.

josemaria fernández - 20 de junio de 2002 - 21:45

Uffffffff.

¿Por qué hay personas que no quieren leer?

Que sí, que está denunciado y que estamos a la espera de juicio.

Que ya hubo un juicio y que el abogado de csif se encargó de que la jueza no entrase al fondo del asunto presentando un montón de excepciones sobre competencia de tal o cual juzgado y esas triquiñuelas legales. Ahora la jueza ha desestimado las excepciones y estamos a la espera de que vuelva a juzgarse el asunto...y esperamos que esta vez de verdad.

Un ex-afiliado - 20 de junio de 2002 - 20:41

Ya que Gatopardo presume de saber mucho sobre el sindicato de marras le lanzo un órdago a la grande. Yo expongo una información que no podrá encontrar en internet porque se consiguió en la barra de un bar de un distinguido barrio de Toledo, y a ver si es capaz de superarla.
En susodicho bar el director del sindicatucho invitó a café a un responsable de Función Pública cuyos apellidos son muy musicales y le regaló lotería del sindicato que no sé si pagaría él de su bolsillo o de las cuotas de los afiliados o de las subvenciones que reciben para cursos que luego no se hacen. En esa conversación se habló del "tránsfuga" Calcerrada pero no me pude enterar del contenido porque la cafetera justo empezó a sonar muy fuerte. Don Juanito Pinilla se despidió hasta la noche. Muy curiosa la relación de independencia de un sindicato respecto a la Administración.
Venga, Gatopardo, supéralo.

Rosa María - 20 de junio de 2002 - 18:21

Perdonad que entre en esta página pero me siento triste de la cantidad de rencor que veo en ella. ¿No estamos casi en Navidad? Por favor, perdonaos los unos a los otros y tratad de que juntos se pueda conseguir lo que, estoy segura, queréis por separado. Un abrazo a todos y ¡felices fiestas!

Pasaba por aquí - 20 de junio de 2002 - 18:17

Por partes, si es verdad todo lo que denunciais a qué estáis esperando para llevarlo a los tribunales? O que no sois tan valientes como decís o que no es tan seguro que lo de la corrupción sea cierta.Lo digo sin ánimo de ofender a nadie.

FAUS - 20 de junio de 2002 - 16:51

Para a joderse tocan.Las trabajadoras y a ti mariquita, que te van las (Poll..).Definitivamente eres gilipollas , gay , subnormal, cobarde,insolidario y traidor.cuenta mas cosas sobre mi, haber si te delatas por completo, capullo. Y por ultimo yo soy el unico que no esta ni uso ni en ningun otro sindicato , aunque eso ya lo sabias porque si no me equivoco te lo conte yo. Ten cojones di quien eres, como yo.

Gatopardo a Rosa María - 20 de junio de 2002 - 15:23

Lo peor no es ser cursi, Rosa María: lo peor es demostrarlo.
Hala, hija, mía, no elabores más melonadas, y deja que los adultos dirimamos nuestras diferencias ideológicas, sindicales y existenciales con contundencia y claridad.
No obstante, Faus, cómo se te calienta la boca, y qué faltón eres: ya se sabe que las mujeres siempre andábamos tontas en la excitante visión de tus encantos, culete bonico,pero un caballero no lo debe mencionar.
A ver si Miguel Ángel se pone a trabajar, qué vaya tute nos lleva a los demás para tenerle su bitácora al día.

Para Gatopardo - 20 de junio de 2002 - 13:26

Si hay que elegir me quedo con Rosa María, cursi o no cursi, antes que con Gatopardo, amargada o amargada. Felices Navidades a todo el mundo.

Gatopardo - 20 de junio de 2002 - 13:14

Queridos míos: los términos "gilipollas" y demás lindezas demuestran cierta pereza mental y falta de creatividad, de la misma manera que demuestra falta de imaginación ese empeño por saber quien es cada cual, que parece extraído del talante identificatorio de la pareja de la Guardia Civil.
Y, Josemaría: las mayúculas equivalen a gritos, y no es conveniente que aumentes el peligro de sordera general, por lo que si nos susurras que nos vamos a reir y me invitas, allí estaré, como en anteriores reuniones a las que se me ha invitado, que no suelo ser de las que ponen excusas para encontrarme con los amigos. Y nos reiremos como es costumbre entre nosotros, porque tomarse en serio es de mala educación.

FAUS - 20 de junio de 2002 - 13:13

Ya te delataste ,pocos liberados saben este ultimo dato, para demostrate que se quien eres ,te dejare esta reflexion ¿ Que tal tus perros y tu caza ? todo lo que dije anteriormente no son insultos son calificativos reales, lo de gay ,no se pero creo que algo hay , porque tu no mirabas a ninguna , que te cres que ellas no miran , somos humanos , soooooo GILIPOLLAS. TRAIDOR.

Para Faus - 20 de junio de 2002 - 12:12

Ser gay no es un insulto para que te enteres pero mirarle el culo y las tetas a las compañeras de trabajo creo que es peor en grado superlativo sobre todo si se etá casado y la mujer ha sido operada hace tres días. Tú sigue el rollo que verás que mal acabas.

Para el exafiliado - 20 de junio de 2002 - 12:05

¿No puede tener el presidente de un sindicato amistad con un funcionario? ¿Es delito? ¿No puede hablar sobre lo que le apetezca? Escuchar las conversaciones del prójimo es ruin. Cada día os mostráis más como sois, rastreros y traicioneros.

Gatopardo a Ni puta idea - 20 de junio de 2002 - 11:56

Cuando usted lleva razón, se la doy, y lo que ha dicho es cierto, no hay más cáscaras, y además, muy bien expresado:"arrasar" describe perfectamente su labor sindical: en las elecciones, en la buena fe ajena...
Pero no se olvide que Franco ganaba cada referendum con el 97'6%, y los búlgaros votaban "sí" por el 99'8 %. Sus tácticas para conseguirlo no necesito contárselas, porque el método caciquil no tiene secretos para ustedes ¿verdad?

josemaría fernández - 20 de junio de 2002 - 11:39

Y se me olvidaba lo más importante.

¡PRONTO HABRÁ NUEVA REUNIÓN DE LOS EQUINOCCIALES PARA REÍRNOS DE ALGUNAS COSAS QUE SE LEEN AQUÍ, PARA REÍRNOS DE LOS QUE DESPOTRICAN CONTRA NOSOTROS, Y PARA REÍRNOS DE NOSOTROS MISMOS!

Y Gatopardo, cuando sea esta próxima reunión, estás invitad@, sería un honor que nos acompañases.

josemaría fernández - 20 de junio de 2002 - 11:35

Otra vez parece que hay que dar explicaciones, ya sé que es una bobada, pero me armo de paciencia.

Repito que los equinocciales hemos recibido ofertas de todos los sindicatos para incorporarnos a sus filas. Hemos intentado ser elegantes en nuestro rechazo a todos los que se han dirigido a nosotros, pero claro, un rechazo es un rechazo.

Esas ofertas que hemos recibido, a mí personalmente me enorgullecen, porque veo que el trabajo que hemos realizado durante una época de nuestras vidas es valorada por algunas personas.

Pero casi me dan lo mismo, mi gran satisfacción es que me sentí obligado a denunciar las garruladas que se hacen el el sindicato al que yo pertenecía, y lo hice; y que, al ser expulsado por hacerlo, mucha gente se fue de allí en solidaridad. Y lo mismo de satisfecho estoy, o quizá más, cuando me llaman personas a decirme que allá donde nosotros vayamos irán ellos.

Sobre USO, pues parece un sindicato honrado y sin liberados "rehenes" de esos que dicen "ya sé que tenéis razón, que los jefes de csif son unos vagos, incompetentes o chorizos, pero yo no tengo más remedio que aguantar aquí porque...(aquí cada uno tiene sus razones personales)".

¿Y que no estamos en USO porque no nos quieren? Ejeje, eso ni me voy a molestar en desmentirlo. Esperad y veréis.

Ni puta idea - 20 de junio de 2002 - 11:22

Ya os valdría más escribir sobre las cosas importantes que sobre pelos grasos o reuniones de amigos que además uno es presidente de un sindicato que está arrasando en casi todas las elecciones últimas le joda a quien le joda y el otro un SelfManMade. Quien va aser el primero en decir que ha habido nuevas calabazas para los equinociales, kurosiwa??. Que están hasta las pelotas de vosotros, os lo tenemos que decir en chino??

josemaría fernández - 20 de junio de 2002 - 08:14

No entendía (conscientemente) esa extraña necesidad de responder a algo que ya estaba explicado pero ahora comprendo a esa vocecita que me decía "contesta rápido...deprisa, deprisa, que no se te adelante nadie".

Gatopardo a Josemaría - 20 de junio de 2002 - 01:45

¡Has hecho el 69, pillín, no lo niegues!

Rosa María a Gatopardo - 20 de junio de 2002 - 01:44

Me han dicho muchas cosas pero, la verdad, nunca lo de cursi. Yo soy cabezota, inconformista, luchadora y leal. Me he metido en muchos fregados por defender lo que creía justo y nunca vendería mi alma por causas que dañasen la dignidad de otras personas. Los equinocciales habrían tenido una buena compañera conmigo, estoy segura.
Pasando a otra cosa, querida Gatopardo, sé que no le gustan las felicitaciones navideñas porque lo he leído en su página, aunque no por ello voy a dejar de enviarle mis mejores deseos y un fortísimo abrazo.

Gatopardo a ex-afiliado - 20 de junio de 2002 - 00:32

Hombre, no: da los datos como hago yo: di la Administración de Lotería, el número, que no era el nueve, que es el que parece que le gusta...
Y ese funcionario, hablando de otras cosa, debería aclararse el pelo con un chorrico de vinagre, que va muy bien para la caspa.
Besos cosmopolitas (francés, griego, etc)

A JODERSE TOCAN - 20 de junio de 2002 - 00:32

El gilipollas será tu padre que yo no te he insultado para nada de nada. Yo no miraré por los trabajadores pero tu tampoco mirabas por los trabajadores, te tiraban más las trabajadoras, que se te iban los ojos detrás de más de una y si sigues en esta línea de insultos voy a tener que explicar más cosas. Yo solo he dicho que ni en USO os quieren y creo que no estoy faltando a la verdad y tu te has puesto a insultar como un loco. Y otra cosa, yo diré quien soy cuando todos los que escriben en esta página lo digan.

mas acción - 20 de julio de 2001 - 23:19

Pero bueno ,que no hay ganas de más movidas,venga a ponerse verde unos y otros, o de lo contrario pensare que todos sois unos " sin sangre". ANIMAROS PARA QUE NOS ANIMEMOS TODOS ( csises y no cesises)

FAUSTINO - 20 de junio de 2001 - 20:10

Pareces gilipollas perdido, como que ajordese tocan, tu eres un o una parasito del sindicato, seguro que defiendes nada mas que tu asqueroso culo ( poltrona = sindicato) y de mirar por los trabajadores nada de nada. ah por cierto si tienes guevos u ovarios di quien eres.

PUNTUALIZACIÓN - 20 de junio de 2001 - 16:48

Explicación pura y dura: los dos sindicalistas que son más gandules que el suelo, el uno y el otro, van y le comen la oreja al tonto de Carcelén para que escriba un artículo adulándolos y de paso así le hace la pelota a Pilar, a la que como bien se ve en esta bitácora la trata como un cura a su ama de llaves. SEgundo capítulo, los sindicalistas gandules se dedican a mandarse mensajes de qué buenos somos y qué heroes también y terminan convenciéndose de que su vida no es la mierda que ellos han echo de la misma. Capítulo tercero, se lo creen tanto que se van a incordiar a otro sindicato porque no sé si las esquinas oyen pero hace una semana que ya sabemos todos los que lo tenemos que saber que ahora van a redimir USO.
Capítulo final, los inteligentes lo saben.

Para Discrepo - 20 de junio de 2001 - 16:43

Lo que dices está muy bien, siempre y cuando dentro del sindicato no te hicieran la vida imposible. ¿Qué vas a cambiar desde dentro si no te dejan hacer nada y además por eso te lo echan en cara? Y si encima te expulsan ya ni te cuento.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DISCREPO - 20 de junio de 2001 - 16:32

DISCREPO DEL ARTÍCULO SIN SER PARTE INTERESADA AUNQUE EN SU MOMENTO LO FUESE. QUE MIERDA HAY EN EL SINDICATO MENCIONADO NO LO VA A DUDAR NADIE DESDE EL MOMENTO QUE SUS MÁS ALTOS DIRIGENTES A NIVEL NACIONAL FUERON CONDENADOS POR EL TURBIO ASUNTO DE LOS CURSOS QUE NO SE IMPARTÍAN Y SE COBRABAN, ES SÓLO UN EJEMPLO. PERO QUE SI SE QUIERE LIMPIAR UNA HERIDA NO ES LA MEJOR OPCIÓN ALEJARSE DE DICHA HERIDA ESO TAMBIÉN LO SABE TODO EL MUNDO. CREO QUE LOS EQUINOCCIALES DEBERÍAN HABERSE QUEDADO PARA SANEAR DESDE DENTRO EL CÁNCER DEL CSIF, LO DEMÁS ES COBARDÍA.

Para Puntualizador - 20 de junio de 2001 - 13:10

Puntualizador.
Tienes futuro como policía. Deja el sindicato ya que la nación ha perdido un servidor de la ley con serios ribetes de adivinador,bastante de predicador y muchos de psicólogo. Con algo más de esfuerzo emulas a Rapel.Lo único que se echa en falta es un poco de respeto por las personas. Si te falla lo de la policía puedes pedir que te contratan en Salsa Rosa donde ejerceras muy bién como cotilla deslenguado e irreverente.
Lo único que no me hace gracia es lo redimir a USO.Alguien en tu confesionario,¿ te ha contado los pecados de esta organización para que necesiten una redención?
Yo creía que a lo único que podían aspirar los equinociales era a ganar unas elecciones y desconocía su facultad para perdonar los pecados de nadie. En tan alta estima debes de tenerlos cuando les auguras tan alto fin.O,¿sera envidieja por la directa relación como tienen entre lo que predican y lo que hacen?. Yo definitivamente creo que es esto último.

A JODERSE TOCAN - 20 de junio de 2001 - 00:51

¿Que ha pasado? Lo que tenía que pasar chimpún, que ni en USO os quieren y os vais a comer lo que yo mismito os diga. Que ya os conocen y se os acabado el rollo. ¿Liberados? Vuestras ganas.

Mandeeeee?? - 20 de junio de 2001 - 00:26

A ver si te explicas mejor, chaval que o no entiendo el lenguaje de los gatos o te gustan mucho las adivinanzas.

Gatopardo a PUNTUALIZACIÓN - 20 de junio de 2001 - 00:11


Pero aquí, lo que se dice inteligente, inteligente, según mi leal entender, el único es usted por lo que dice, y lo mismo lleva razón y todo, porque su foto con diferentes días y horas saliendo del mismo sitio, a lo tonto a lo tonto, las ha visto hasta el gato, y usted con total astucia hace como que no se ha enterado.
Descanse un poco, y cuídese, que últimamente tiene todos los números del sorteo de que le dé algo al cerebro o al corazón con ese trajín que lleva, que segura estoy de que es por exceso de trabajo. Dedique más tiempo a su familia, relájese. ¡Que total, son dos días!
Saludos cordiales

Gatopardo - 20 de junio de 2000 - 23:45

Manolo: no abundan las personas como vosotros, ni los casos como el vuestro, y en su momento os "hice la ficha".
A mi edad, resulta estimulante saber que existís.
Con mi admiración y mi gratitud para la peña.

Josemaría Fernández - 20 de junio de 2000 - 23:18

Más sobre juicios y juzgados:

A Manuel y a mí, como creo que escribí, no nos ha expulsado ningún Tribunal de Justicia.

A más, a más, las únicas denuncias que se han interpuesto en este asunto, son las que hemos realizado Manolo y yo. Y hoy puedo dar noticias sobre el desarrollo de la mía.

En el primer juicio (bastante rápido por ser por una presunta vulneración de mis derechos) la parte que me representa expuso el caso en su totalidad, mientras que la parte que representa a ese sindicato, no entró para nada en los hechos sino que presentó un montón de excepciones (sobre competencia del juzgado, sobre competencia mía, sobre posible caducidad de la denuncia...) intentando que no se entrara al fondo del asunto.

La jueza paró el juicio para ver todas las excepciones. Y ayer me he enterado que la jueza ha desestimado las excepciones.

Posiblemente pronto sí que haya una sentencia sobre el caso.

Y ojalá sea pronto.

P R O N T O

M
U
Y
P
R
O
N
T
O

el invitado de piedra - 20 de junio de 2000 - 22:42

Encantado, ex-afiliado, de que te des de baja en el sindicato. Como puedes comprender yo ya no estoy,
también me di de baja hace tiempo.
Respecto a las comidas y los regalos seguramente tu irás a las cenas de fin de año de tu Consejería y te harán el regalito. Deberías regurcitarla o quizás ya lo hayas hecho, pues tu honradez no te permitirá digerirla en buenas condiciones. Todo el día matando tontos y cada vez hay más.
No me estraña que aún estés afiliado.Sigue allí y tal vez te inviten a una caña con pincho.

Leonor - 20 de junio de 2000 - 20:43

Ese sindicatucho ¿no es uno que antes trabajaba para los empleados públicos? ¿Pero que ahora es de veterinarios?
sí, VETERINARIOS, mira, el presidente territorial=Juan Pinilla=veterinario, la Presidenta de Toledo=veterinaria y creo que dos o tres liberados más que también son veterinarios, el presidente del Albacete= veterinario, el presidente de Guadalajara= veterinarios. sí, si lo dijeron muy clarito, sólo nos interesan los grupos Asss. ¡toma Veterinarios!.habeis echo bien chic@s en saliros de ese nido de serpientes...

Miguel Ángel - 20 de junio de 2000 - 20:19

Hace tiempo que no pasaba por aquí y veo que tengo que contestar brevemente a algunas cosas. En primer lugar ya he repetido que no borro los comentarios, sólo borré uno muy logrado en el que se repetía un insulto durante cuatro folios y lo hice únicamente por el espacio que ocupaba. Es falso que borre los comentarios que no son de mi agrado, si así fuera, el de Antonio Sánchez lo habría borrado, por ejemplo, y sería una pena que la concurrencia se perdiera un estilo tan depurado como el que exhibe.
En segundo lugar no tengo constancia de que nadie me haya denunciado por eso. Si alguien ha oído campanas las escuchó en otra clave. Y por último, cuantos más comentarios leo contra los equinocciales, más convencido estoy de que hicieron bien en alejarse de tanta chusma.
¡Ah!, y un saludo a los veterinarios, que se rumorea que también son hijos de Dios.

No me parece justo - 20 de junio de 2000 - 20:17

Por todo lo comentado da la impresión de que en el sindicato nos hemos quedado sólo los corruptos y los lameculos y no es así. Las situaciones personales hay que respetarlas antes de hablar porque se hace mucho daño sin querer. O QUERIENDO. Quedarse dentro ha exigido más valor que irse, decisión muy cómoda.

Antonio Sánchez - 20 de junio de 2000 - 20:00

O follamos todos o la puta al río, digo, digo, digo. Sigo en el sindicato y pongo mi nombre, ya soy valiente, ¿a que sí? Y pregunto, adivina adivinanza, ¿quién de los llamados equinociales años atrás no se lucró con el sindicato? Que levante el dedo, quién se pide primer? Esas comidas de Navidad que criticáis, ¿también las criticabais y no íbais? Frío, frío, frío, que me congelo. Allí os vieron a todos, babeando por coger los regalos que ahora detestais. Y como no merecéis más de mi tiempo no sigo contando. Sí que animo a todos los que leen estas mentiras y saben que lo son que se animen y escriban aquí también para que se entere todo el mundo de la verdad, o a no ser que el listillo del escritor borre los que no le convienen, ¿`pudiera ser?, me pregunto sin consuelo.

José Manuel - 20 de junio de 2000 - 19:08

Hay un "pequeño detalle" que diferencia a unos de otros, a saber: unos escriben con nombres y apellidos; otros sin embrargo,con seudónimos amenazantes. A mí,personalmente me dice mucho. y me llega ese valor,¿Cómo se llama? VALENTÍA, sí claro, la que tuvieron los equinocciales para salir. (los pequeños detalles dicen mucho, y si os fijáis entre líneas observaréis más y más...)

Gatopardo - 20 de junio de 2000 - 18:24

¡Ojo! ¿hablamos de Juan Pinilla, el veterinario colaborador en espectáculos taurinos en Villaseca de la Sagra? ¿Del consejero general de la CCM en representación de "Organizaciones e instituciones no públicas? ¿O el campeón del cante de las Minas?


Manuel Gómez-Calcerrada - 20 de junio de 2000 - 18:04

No me parece justo: Hasta ahora me he mantenido al margen de las polémicas que algunas "personas anónimas" con mejor o peor gusto han vertido en los comentarios realizados como consecuencia de lo relatado por Miguel Angel. No voy a entrar en desmentir falsedades que de forma forma objetiva se puede demostrar que lo son (Ni a Jose Mª, ni a mí, nos ha echado ningún Tribunal del sindicato; y el resto de compañeros que abandonaron el sindicato lo hicieron voluntariamente); ni tampoco voy a valorar los "avisos sin malicia" que a modo de recuerdo amenazante se deja caer en otro comentario, por la simple razón de que no tenemos nada que callarnos, pues todo lo que había que decir y denunciar se ha hecho yá públicamente.
Teniendo esto en cuenta, y después de leer el comentario "no me parece justo", miedoso por su anonimato, me he sentido en la necesidad de saltar a la palestra por lo que supone de menosprecio intrínseco hacia aquellos compañeros que voluntariamente, en defensa de unos principios y valores han abandonado el sindicato. Ellos han hecho renuncia expresa de "situaciones personales" más favorables en la defensa de esos principios y valores que deben marcar la trayectoria personal y profesional de cualquier persona, más aún dentro de un sindicato, donde entre otras cosas estamos obligados a denunciar situaciones de ilegalidad,arbitrariedad, amiguismo y atropello.
El respeto a las "situaciones personales" que mencionas, no ha sido puesto en cuestión por ninguna persona de las que obligatoria o voluntariamente abandonamos el sindicato. Otra cosa es que las mismas puedan entenderse de suficiente entidad como para seguir soportando una situación donde prima la arbitrariedad, el favoritismo familiar, y el aprovechamiento personal que algunos dirigentes del sindicato vienen realizando. Esto último, depende de las "tragaderas" que cada uno tenga, y por tanto, mensurable en virtud de la capacidad o extensión que de las mismas tenga cada persona.Por tanto, mi respeto demostrado hacia los compañeros que decidieron quedarse (muchos de los cuales mantengo una muy buena relación) se basa en la aceptación por mi parte de que no todo el mundo tiene por que tener tragaderas tan pequeñas como las mías.
Tu comentario rebosa en cada palabra una situación de desasosiego y mala conciencia, sobre todo cuando afirmas que "quedarse dentro ha exigido más valor que irse, decisión muy cómoda". Esta afirmación encierra una gran contradicción con el respeto que pides a las situaciones personales. De tus palabras se deduce que el valor que te autoconcedes proviene de la defensa heroica que haces de tu "situación personal" dentro el sindicato, a sabiendas y consciente de las irregularidades que están cometiendo la parte dirigente del mismo. A sensu contrario, los que se fueron en defensa de unos principios, y de unos compañeros expulsados arbitariamente, son unos cobardes y unos cómodos. Pregúntales a ellos si su situación personal es mejor ahora que antes. En una cosa coincidimos todos, dormimos con la conciencia tranquila.


P: Quiero felicitar a Gatopardo por su excelente comentario. Has sabido reflejar en pocas y acertadas palabras lo que mi poca capacidad me impide.
Por cierto me sorprende el conocimiento demostrado sobre muchos aspectos de nuestra anterior actividad. Un admirado saludo.

El invtado que no convidado - 20 de junio de 2000 - 17:56

Jose María:
Nos les des pistas.La sangre no es buena consejera.Si ellos creen que no os aceptan en ningún sindicato, mejor.Cuanto más despistados esten, mayor sorpresa se llevarán y menos tiempo tendrán de reaccionar.
Ya sabes como se ganó la guerra de la Independencia al mejor ejercito del mundo y estos no pasan de un batallón de aficionados sin motivación.Pronto cundirá la desmoralización en sus tropas por su falta de ideales.

un,ahora exafiliado - 20 de junio de 2000 - 16:59

Osea que lo unico que haceis los que estais liberaos es comidas en navidad y regalitos a mi costa??? lo está afirmando un liberado ¡lo que hay que oir! ¡qué verguenza, mañana mismo me doy de baja, por mamones

Gatopardo - 20 de junio de 2000 - 16:35

No me parece justo: el "respeto" (como el aprobado en los exámenes) no es algo a lo que todos tengamos derecho, porque la benevolencia indiferenciada con todos y con todo es profundamente injusta con quien merece realmente, quien se ha esforzado meritoriamente, y merece nuestra admiración por sus obras. El "valor" es la cualidad que precisa el que se arriesga heroicamente por defender una causa arrostrando un peligro cierto.
Ya sé que la palabra "respeto" y la palabra "valor" se utilizan para cualquier cosa, y ya están tan devaluadas que me veo en la necesidad de explicar a qué me refiero: el que tiene el "valor" necesario para quedarse, callar, aguantar y no denunciar las corruptelas, en mi pueblo y en el Código Penal, se llama "cooperador necesario" o "cómplice", pues ya sabrá, mi buen amigo, que quien calla y no denuncia la comisión de un delito es cómplice. El "valor" que hace falta para quedarse como comparsa mudo, sabiendo el grado de impunidad que tienen los corruptos en ese sindicato, mejor que hablar de "valor", habría que hablar de precio, Que no es lo mismo.
Pero lleva usted razón en que es una situación profundamente incómoda la suya. El come-come de conciencia que usted soporta a los equinocciales no les dejaría ni dormir, y como son tan cómodos, denunciaron y se han quedado tan anchos. Ellos son así.
Saludos cordiales

Gatopardo - 20 de junio de 2000 - 16:22

José María Fernández: ¡lo que pasa es que llevais el sindicalismo en la masa sanguinaria!

FELICIDADES - 20 de junio de 2000 - 15:50

Mis FELICITACIONES a los Equinocciales por el paso tan importante que han dado.
¡SOIS ÚNICOS! sin duda que lo sois. a ver si se van ya los petardos de esta página y brindamos por esta nueva etapa que os espera.

Miguel Ángel - 20 de junio de 2000 - 15:14

El veterinario de los verbos más que madre ha de tener mádrástrá.
Pero conmigo que no se meta, que se meta con los equinocciales. Y de mis juicios mejor que hable él, así me entero yo también.

Fernando - 20 de junio de 2000 - 15:13

Apoyo el artículo, lo que dice, lo que calla, lo que sugiere, lo que denuncia, lo que saca a la luz. Le tengo ganas locas a Matías desde lo de la estafa de los pisos y ya iba siendo hora de que alguien los dejase con el culo al aire a esos....
Que no te asusten con lo de los juicios. Yo te defiendo gratis y hasta te pago el procurador si vives fuera.

aremis - 20 de junio de 2000 - 14:23

Sí que se creen que el sindicato es su coto privado y van dando unas directrices que has de seguir y quien se sale de ellas se lo cargan, para eso es su coto.
Gracias a los equinocciales por conocerse, apoyarse, ser amigos, compañeros y sobre todo ser personas íntegras. El camino elegido por ellos no es el más fácil pero si el que debería darse más veces en esta sociedad, para que los caciques que hay tanto en los sindicatos como CSI-CSIF como en otras organizaciones, no fueran los que siempre se benificien. Pero todavía existen muchas personas que aun conociendo lo que pasa lo permiten y lo aprueban y así solo se conseguirán cosas para unos pocos y no para todos como era el fin de estos locos equinocciales.

Gatopardo - 20 de junio de 2000 - 14:12

Migel Ángel: ¡tiembla!.
Nos ha salido un competidor invencible: con ese verbo que tiene "solo sabeis insultar?" (sin acentos), con su desparpajo gramatical y con su lógica irrebatible, quedaremos a la altura del betún.
Y la pregunta que subyace me taladra: ¿Acaso los veterinarios no tienen madre también?

Para - 20 de junio de 2000 - 13:32

Tienes todo el derecho a manifestarte en los términos en los que lo haces, ahora bien, me apuesto el cuello a que no te quedaste en el sindicato porque alguien te apuntara con una metralleta en el pecho, fue tu decisión. Y una decisión, permíteme que te lo recuerde, muchíssssssssssssssssssssimo más cómoda que la de irse. Porque tú no has tenido que adaptar de nuevo tu horario laboral, no has tenido que buscar a alguien que te ayude para poder llegar a todos sitios a tiempo con los niños, por ejemplo. Ý tú no tienes que aguantar colas interminables para llegar al trabajo.
Otra cosa más: también sé que será un sacrificio para ti asistir a esa comida de Navidad de los sindicaleros que ya está preparada, menuda antelación, y aceptar el regalo que a costa de los afiliados os hace el sindicato. Lo dicho, no repares en gastar vaselina.

josemaría fernández - 20 de junio de 2000 - 13:06

Jurjurjur ¿Mendigando dices? Nada más salir de ese sindicato nos ofrecieron entrar en todos (TODOS) los demás sindicatos.

Lo único que tenemos que hacer, si lo vemos conveniente (que lo vemos) es elegir. ¿Y quieres saber por qué? Porque nos corre sindicalismo y pelea por las venas, esa es la misma razón por la que abandonamos ese sindicato.

Otra visión del asunto - 20 de junio de 2000 - 12:57

Esto no lo invento, salió publicado en prensa y quien no lo crea que busque en internet:
"Juan Pinilla dijo que iniciará "lo antes posible" un expediente disciplinario a los todavía afiliados a CSI-CSIF, por no acatar las directrices del sindicato. El motivo de la expulsión, argumentó Pinilla, es que se negaron a asistir a una Mesa de Negociación. "Han estado 14 años tan a gusto, y ahora que se les ha quitado la prebenda sólo persiguen hacer daño al sindicato. Aquí todo es transparente, democrático y legal", puntualizó el presidente regional de CSI-CSIF."
Se refiere a los sujetos que tanto pecho sacan en estos comentarios. Está bien denunciar pero si se está bajo las órdenes de un jefe hay que obedecer al jefe y cumplir con las obligaciones que cada uno tenga.

Solo sabeis insultar? - 20 de junio de 2000 - 12:00

Cuando no se tienen razones se recurre al insulto fácil, ¿verdad? Los veterinarios ¿no somos funcionarios también? Todos estos comentarios le quitan la razón que no la tienen de ninguna de las maneras al escritor de cuarta categoría que ha levantado toda esta polémica, que debería meterse en sus asuntos. ¿No tienes bastante con los juicios propios que te metes en los de los demás? Si tan quijote eres por qué no escribes también sobre tus juicios? Me temo enormemente que tendré que escribir yo sobre ellos.

Gatopardo a Juicios pendientes - 20 de junio de 2000 - 11:53

Querido mío: ya ha salido la sentencia de un juicio de los que tenía pendiente Miguel Ángel Carcelén por sus afirmaciones en "Las verdaderas mentiras", y, como es pública, próximamente la voy a poner íntegra en Gatopardo. Aviso que puede herir la sensibilidad de quienes defienden al cura que se sintió aludido y acusado, y promovió la denuncia contra el autor, y para los que atacan a Miguel Ángel.
En el artículo de ayer cuenta Miguel Ángel aquí la sentencia.
Ea, Dios aprieta, pero no ahoga, y hay muchos que pueden abusar de niños y vivir indignamente el sacerdocio sin que haya escritores como Miguel Ángel que lo cuenten: no se desanime, Juicios pendientes, todo el mundo no es como el autor.
Saludos cordiales

José Luis - 20 de junio de 2000 - 11:52

Aquí los únicos chulos de mierda que hay son los que se piensan que el sindicato es una parcela privada suya donde pueden hacer y deshacer a su antojo sin contar con los intereses de los afiliados. Es de juzgado de guardia que Juan Pinilla siga al frente de este sindicato. Cuando hace unos años le pregunté qué podía decirme del escándalo a nivel nacional del sindicato por el cobro de subvenciones para cursos que luego no se realizaron nunca ese señor, por llamarlo de algún modo, me dijo que todo eran mentiras de la prensa socialista. Dos meses más tarde leí en ABC que ya era firme la condena de dos altos cargos del sindicato CSI CSIF por fraude. Así es como informa Juan Pinilla y cómo dice la verdad.

Mentirosos - 20 de junio de 2000 - 10:28

Los tribunales hablarán a su debido momento. De principio el autor de todo esta sarta de mentiras ya está denunciado y que lo niegue si quiere. Voy a dar cifras, miles y miles de afiliados a CSI-CSIF contra diez ex afiliados de CSI-CSIF. ¿Basta con eso? Entre miles y miles de afiliados lo lógico y natural es que haya muchos veterinarios, y muchos médicos, y muchos profesores, y muchos enfermeros. Si no os llega el razonamiento hasta ahí peor para vosotros. Seguid amenazando y veréis. Una cosa más, José María, ¿a quién te crees que engañas? ¿Desde cuando se puede chantajear con asistir o no a una Mesa de negociación? La obligación de un sindicalero es defender al trabajador en la Mesa de negociación entre otras tareas y si no vas a la mesa a quien perjudicas es al trabajador. Pero para qué hablar.

josemaría fernández - 20 de junio de 2000 - 10:25

Tiene parte de razón la persona que firma como "juicios pendientes".

¿Qué hacemos escribiendo sobre comidas de Navidad y otras bobadas?

Ya hasta se me había olvidado, metido en esos fregados, lo que este artículo ha significado para muchas personas (entre las que me encuentro) y para muchas otras (entre las que no me encuentro).

Y es que detrás de comidas de Navidad y otras tontunas, hay un homenaje del que me siento orgulloso y del que quiero pensar que somos merecedores. Y una denuncia de la actuación de los dirigentes de ese sindicato, que sin duda sí se merecen.

A POR ELLOS OE!!!

Juicios pendientes - 20 de junio de 2000 - 10:23

¿Nadie se atreve a decir algo sobre los juicios que tiene pendientes el autor de este infundio y preferimos continuar poniendo tonterías sobre comidas de Navidad?

josemaría fernández - 20 de junio de 2000 - 09:26

¿Y yo me he lucrado en ese sindicato?

¡Vaya! Y yo de nuevo sin enterarme.

A mí trabajar en ese sindicato me ha costado dinero, esfuerzo y horas robadas a mi familia, a mis aficiones personales y a mi tiempo libre; por supuesto que nadie me ha obligado a ello y que lo hacía con gusto porque disfrutaba con mi trabajo de sindicalista (a pesar de que en mi opinión es uno de los trabajos más desagradecidos que pueda haber, ya que cuando no consigues algo te enfadas contigo mismo y cuando sí logras algo, siempre tienes la impresión de que podías haber hecho más).

Y como ejemplo sirva lo que me dijo mi mujer cuando llevaba una semana fuera de ese sindicato: "Te has ido cuando debías y además ahora comes y duermes mejor".

Yo ni habría pensado en eso, pero es verdad, como y duermo mejor. Y sin embargo trabajaba con alegría.

Que me he lucrado...lo que hay que leer.

josemaría fernández - 20 de junio de 2000 - 09:23

Para el ex-afiliado y para el que me acusa de lucrarme en el sindicato:

Ni siquiera me atrevía decirlo en el anterior mensaje que envié al blog del escritor porque, total, posiblemente nadie se lo crea, pero es verdad:

Yo he ido siempre a las comidas de Navidad y he aceptado el regalito que hace el sindicato a los liberados.

Pero (siempre hay algún pero) precisamente Manolo y yo somos tan bobos que siempre hemos defendido que cada uno debería pagarse su comida, ya que el dinero usado es dinero de los afiliados y no me gustaría lo que pasa ahora, que alguien me eche en cara el aprovecharme de eso.

Y precisamente la última Navidad que pasamos como liberados (la de 2004) logramos que la comida de Navidad nos la costeásemos cada uno....y curiosamente los que más protestaron por la medida, son los pocos que se han quedado en ese sindicato.

Imagino que la Navidad de 2005 ya volverían a lo "normal", a que se coma a costa del dinero del afiliado, aunque es sólo una suposición. Me gustaría que algún veterinario de los que hay en ese sindicato me sacase de dudas.

Pero sí, soy culpable de haber comido varias Navidades a costa del dinero de todos. Eso es verdad.

El invitado de piedra - 20 de junio de 2000 - 08:29

Se me olvidaba Realista. Si según vosotros los habeis echado por no asistir a reuniones y no cumplir con sus obligaciones:¿como es que se han peleado con los demás sindicatos trillones de veces y encima teían la representación que tenían?.
Se descubre antes a un mentiroso que a un cojo

El invitado de piedra - 20 de junio de 2000 - 08:19

Yo pensaba que el CSIC era un sindicato independiente de cualquier partido político.Ahora veo que según Realista ,tenía ideología y además chaqueta. ¡Interesante descubrimiento¡. Por favor comtarle a vuestros afiliados de que color es. Por otro lado un nuevo descubrimiento de Realista es que los sindicatos piensan.Será que como en las fabulas de Samaniego se dota a los animales o a las cosas de alma para después sacar una enseñanza. La ventaja de los Equinociales es que no son entes u organizaciones sino personas y asi espero sigan siendo vayan donde vayan si es que van a algún sitio.

Realista - 20 de junio de 2000 - 04:09

¿De qué etapa hablamos, de la de cambiar de chaqueta? Caliente caliente caliente. ¿Queda algún sindicato en el que no hayais mendigado? Frío frío frío. Sois unos idealistas con principios eso se nota a la legua. Por eso hoy estáis en un sindicato y mañana en el que piensa todo lo contrario y con el os habéis peleado trillones de veces. Menos lobos caperucita.

Realista - 20 de junio de 2000 - 03:01

¿Qué pistas me va a dar? Las de que ni los sindicaleros de un sindicato enano no los han querido por bronqueros. Caliente caliente caliente. En Toledo las esquinas hablan y los que trabajamos en serio por los trabajadores no queremos gente de esta calaña dando por culo, nos interesa mas asistir a las MESAS DE NEGOCIACION cuando hay que ir a defender a nuestros afiliados.
Con Dios.

el invitado que no convidado - 20 de junio de 2000 - 01:25

Realista:
Fino lo de dar por culo y no digamos esa figura llamada prosopopeya,cuando con tanta delicadeza dices "las esquinas de Toledo hablan".Seguramente influido por la lectura de "las Leyendas" de Becquer y en un momento de sublime inspiración , te ha salido tan genial figura literaria.
Sin embargo,si las esquinas hablasen,seguramente sabrían aún más que los camareros de ciertos bares donde se va a desayunar habitualmente. Por suerte para ti no hablan ni las de Toledo y por supuesto tampoco las de Ciudad Real, aunque estas últimas,evidentemente, son bastante menos evocadoras literariamente que las primeras.
saludos cordiales que eso no se le niega a nadie¡ hombre¡

Carlos P.L. - 20 de junio de 2000 - 00:23

Pues sí, soy yo y he tardado tanto en unirme al cotarro porque no daba con la página. No pude felicitaros hace un año por las circunstancias que conocéis pero lo hago ahora con el mayor de los placeres imaginables. Os animo a seguir con vuestra lucha y coincido con quien escribió que los que os atacan lo hacen desde el anonimato. Mil felicitaciones por vuestro ejemplo.

Josemaría Fernández - 20 de junio de 2000 - 00:16

Qué pereza me da explicar la negativa de Manolo y mía a asistir a Mesas de Negociación. Ya habéis leído la versión "veterinaria” del tema...sin comentarios a esa versión.

Ahí va la mía:

Esa negativa (que existió y por escrito para que no quedase duda) la firmamos Manolo y yo: Verdad.

Lo que a los veterinarios de ese sindicato se les olvida es que ese escrito iba firmado por todos (18 si Manolo no me corrige) los liberados de toda (toda) la región...bueno, excepto cuatro (4) y sólo se abrió expediente a nosotros dos, a pesar de que Manolo había asistido a una reunión dos días antes y yo a otra el día anterior a firmar el escrito.

El motivo: Los veterinarios de ese sindicato me dijeron que yo no volvía a negociar, luego que sí, luego que por supuesto que no, luego ....por fin, el día antes de una Mesa de Negociación me dijeron que sí iba, pero que tenía que explicar primero todo el asunto a otros veterinarios que irían conmigo.

(Inciso: El día antes de la negociación, ni siquiera conocíamos el orden del día, y por tanto ignorábamos qué asuntos íbamos a negociar porque no se habían dignado decírnoslo. Creo que en el equipo negociador que formábamos, nunca había pasado algo parecido. Claro que negociaríamos mal muchas veces... eso es tan subjetivo; pero nadie puede decir que alguno de nosotros haya ido a negociar sin haberlo trabajado antes).

Continúo el relato: Intenté explicárselo a los veterinarios, de verdad que lo intenté durante toda una mañana, pero era como explicárselo a una pared, (además, espero que todos puedan imaginar el suplicio que es ir a negociar con la Administración estando acompañado de gente que no confía en ti, ni tú el ellos).

En definitiva, por primera vez en una negociación estábamos haciendo el ridículo.

Decisión: No volveríamos NINGUNO de los firmantes de un escrito a asistir a una Mesa de Negociación mientras no se aclarase la situación del sector y a las reuniones fuesen quienes el sector decidiese y no quien dijesen los veterinarios.

Por supuesto que fue un órdago y que teníamos todas las de perder, ya que cuando te enfrentas al poder, por corrupto que éste sea, es lo normal y algunos estábamos preparados para ello; para el resto de firmantes que después miraron hacia otro lado, pues lo que ellos mismos dicen: Vaselina.

Y perdimos y no nos arrepentimos. Aunque, pensándolo bien...¿Perdimos?

Añado: La explicación de mi versión es somera, muy somera, porque lo mejor son los detalles….pero eso otro día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres