Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

PREMIO EN VILLACAÑAS

Ayer fui a Villacañas a recoger un premio literario. Me lo concedieron por un relato corto. Yo obtuve el segundo reconocimiento y Antonio Gil Ballesteros el primero. De él ya me había hablado Faustino Lara, amigo común y también aficionado a esto de la literatura. Singular persona, buena gente este Antonio Gil. Al término del acto no pude quedarme mucho tiempo y por eso me perdí el ágape, pero me dio tiempo a aprender algo importantísimo. Una de las miembros del jurado me confesó que mi relato estaba mucho mejor escrito que el ganador, que la riqueza de lenguaje y el argumento estaban por encima del que había conseguido el primer puesto, pero que no le había hecho llorar y, sin embargo, el cuento de Antonio Gil sí. Ayer aprendí que en literatura, como en tantas otros aspectos de la vida, lo perfecto no es lo más bonito, sino lo que consigue tocar el corazón, aunque tenga sus imperfecciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Emilieta -

Miquel Ángel: Consigues tocar el corazón, con tus libros. Yo prefiero reir a llorar. El caso que comentas de la miembro del jurado, creo que ha jugado al despiste. ¿Qué es lo perfecto?

Rosa María -

Estoy de acuerdo en que las cosas que nos toca el corazón, aun no siendo perfectas, nos gustan, pero es incoherente que esa señora te lo dijera porque en ese caso ella está puntuando un trabajo bien hecho y se supone que es objetiva, que no debe dejarse llevar por otras cuestiones. Para ese plan que lleven a otras personas que no entienden de literatura y en paz.
Yo sé que eres un buen escritor, que me han llegado al alma tus escritos y lo sé porque los he leído y porque me he sentido dentro de esas páginas, viviéndolas hasta en el último segundo. Me dan igual los premios, aunque me alegro que los tengas, y, como no soy miembro de ningún jurado, puedo decir lo que me venga en gana.
Un besazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres