Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

SEGUNDO AÑO TRIUNFAL

SEGUNDO AÑO TRIUNFAL

Hace un par de años publiqué este artículo como regalo de bodas. Como la  pareja se lo merece, lo coloco aquí y les felicito el segundo aniversario (11 de diciembre) con una canción de Carlos Goñi.

http://www.youtube.com/watch?v=ov5lu1Roy8A

CARTA A ANTONIO

Te envidio; sin apenas conocerte te envidio porque hace unos meses tu corazón se empeñó en alquilar de por vida y a renta antigua alguno de sus muchos recovecos -de los que no figuran en los libros de anatomía- a una persona maravillosa que cuenta tras de sí con el apoyo de una familia que no lo es menos. Personalmente opino que detrás de una gran persona hay siempre una gran familia, aunque no sea numerosa. Esa persona y esa familia necesitaron poco tiempo para inspeccionar el huequecico que se les brindaba para acomodarse en él con todas las de la ley. Y muy a gusto.

También te envidio porque los iguales se buscan, y algo extraordinario ha debido de ver Mariam en ti para querer coincidir contigo en este proyecto ilusionante que en noviembre comenzáis.

No voy a poder acompañaros en ese inicio porque vuelo a China para conocer y recoger a Ailene, la que ya es mi hija, pero a la vuelta tenemos que celebrar tantas buenas nuevas con una tarta que todavía anda pendiente y cuyas velas seguro que soplará la tía Leónides desde el cielo. Si es menester pondremos como música de fondo cualquier canción movida de Carlos Goñi para que no nos pueda del todo el sentimentalismo.

Sí he de advertirte algo que por pudor creo que nadie te ha revelado: Mariam, como la princesa Leticia, es divorciada. Siendo ella muy joven y a instancias de sus propios padres se divorció de la desesperanza, del conformismo, de la desilusión. Tuvo buena escuela, me consta. Mantener la sonrisa cuando todo va bien es fácil, pero no desdibujarla del rostro ni en los momentos más oscuros tiene un mérito que ni te cuento. Y cuando esos momentos se transforman en días, y en meses, y en años..., hazte tú mismo el cargo. Por eso la sonrisa de Mariam luce más que la de los anuncios de dentífricos, su fondo no es vano ni comercial.

Ya puestos, me voy a atrever a confiarte otro secreto: la tía de Mariam, Leónides, que vivió sus últimos años postrada en cama, aseguraba que veía ángeles en la habitación. No mentía ni sufría alucinaciones, decía eso porque le resultaría muy complicado distinguir el trato exquisito que le dispensaba  la familia de Mariam, su familia, del que se les supone a los ángeles. Y en el caso de que no se tratase de una confusión, bien podría ser que los ángeles del cielo (tronos, dominaciones, principados y potestades) bajaran a esa casa a aprender a comportarse con caridad y entrega total -modelos ahí no les faltarían- y en ésas anduvieran cuando los sorprendiera la tía Leónides.

Me alegra, por fin, Antonio, que le hayas plantado cara a la ficción. Te propongo un trato: si no dejas sola a tu mujer ni un solo momento el día siguiente al de vuestra boda -por favor, coged el taxi hacia la estación al mismo tiempo-, jamás le diré a ella qué tuvieron que ver contigo Sabina y Ailene.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Mariam y Antonio -

Personaje 1: ¡El futbol lo veo yo hoy y tu te vas a la cocina. O eso o llamo mañana mismo al abogado
Personaje 2: Llámalo,pero te olvidas del coche y del piso y de parte de la nómina....

Voz en off: ¡Hola somos los del segundo año triunfal y queremos mandar un mensaje de agradecimiento al Sr. Miguel Ángel:
"Qué bueno saber que estás mejor! Ya sabemos que andas muy liado, así que te agradecemos doblemente que tu memoria siga tan lúcida y de momento no sepas quien es ese doctor alzehimer. Estate pendiente de un envio de Santa Claus que te traerá sabores y ruidos manchegos.
Por cierto, ¡Bienvenido al club!"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres