Blogia

Rincón de Ailene y Miguel Án

NUEVA WEB DE PATRICIA CARCELÉN MARCO

NUEVA WEB DE PATRICIA CARCELÉN MARCO

Si queréis ver algo bueno si de ilustración se trata, es obligatorio que visitéis la nueva web de mi sobrina Patricia Carcelén Marco. A todo aquel que la visite y luego me visite a mi, se llevará de premio una docena de huevos de corral y una bolsa de tomates de huerta de variable tamaño, según temporada. Aquel que visite la página, pero no a mí, se llevará una grata sorpresa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

COMENTARIO DE RICARDO BOSQUE SOBRE LA QUINTA LLAVE

Lo primero que leí de Miguel Ángel Carcelén fue un relato que presentó, allá por el año 2007, al II Concurso de Relatos Cortos Justo Vasco de cuyo jurado tuve la suerte de formar parte. Fueron 258 los relatos participantes y el de Carcelén, La sinrazón de Job, uno de los cinco finalistas.

Hace poco, a través de la red social Google+, encontré una novela suya que acababa de publicar en formato ebookLa quinta llave, editada por Almarante. Enganchado desde hace unos meses a la lectura electrónica, animado por el precio y por el buen recuerdo que me había dejado su relato de casi cinco años atrás, no lo dudé ni un minuto: un par de clics de ratón y la novela estaba en mi lector.

Enseguida reconocí una forma de escribir que me resultó bien familiar, pero ahora en formato largo de cerca de doscientas páginas en lugar de aquellas ocho o diez que ya conocía. El disfrute pausado de un gin tonic, por ejemplo, frente al impetuoso golpe de un chupito de buen orujo, también por ejemplo.

Y da gusto ver cómo se maneja Carcelén en las distancias largas, cuando dispone del suficiente espacio para explayarse en condiciones. Y contarnos el caso que debe resolver el inspector Santisteban, el de dos mujeres asesinadas en una vivienda del centro de Toledo en lo que parece el típico caso de la habitación cerrada, mientras nos relata cómo el propio inspector fue una pieza fundamental en la identificación de Jaime Giménez Arbe, más conocido como el Solitario. O cómo descubrió quién estaba detrás de la clásica estafa nigeriana que a cualquiera le puede pillar a través del email. O cómo se vio involucrado en una investigación que luego noveló -con un protagonista llamado Plinio en honor al otro Plinio, el de Tomelloso-, ganando un premio literario y, de paso, una denuncia por revelación de secreto profesional. O cómo es la peculiar relación que mantiene con la que todavía es su mujer, aunque uno viva en el interior y la otra en el Mediterráneo y se vean de Pascuas a Ramos. O cómo es el Antro, la comisaría que le ha caído en suerte y gracias, que por lo de la revelación del secreto profesional incluso podría haber terminado expulsado del Cuerpo.

Y humor. Humor inteligente, humor de alto gramaje salpicando cada una de las páginas -¿se puede hablar de páginas en un ebook o es preferible decir “pasos de pantalla”? No, mejor decimos páginas y no liemos las cosas innecesariamente- de la novela.

Por si fuera poco, además de magnífico escritor, Carcelén es un tipo valiente y bien dispuesto para con sus lectores, a los que ofrece, a pecho descubierto y sin inútiles dispositivos anticopia que lo único que consiguen es entorpecer el proceso de compra, una magnífica novela que puede ser tuya ya mismo: no te llevará más de treinta segundos y menos de cuatro euros tenerla a tu entera disposición.

¿A qué estás esperando? No tienes más que pinchar en editorial Amarante. Botón “Comprar ahora”, tarjeta bancaria o cuenta Paypal y un email al que te llegará, de inmediato, el libro. Más rápido y cómodo, imposible.

La quinta llave
Miguel Ángel Carcelén
Editorial Almarante

LA QUINTA LLAVE

LA QUINTA LLAVE

Pues acaba de salir mi última novela, La quinta llave, publicada por Editorial Amarante. Esta vez no es en soporte físico, sino en ebook, por lo que sólo se puede conseguir en la página de la editorial. El argumento es el siguiente:

Aunque pudiera parecer que Santisteban es un inspector provinciano, de una comisaría del casco histórico de Toledo, éste ayudó a la detención del "Solitario". Descubrió la relación que tenía con el suzuki vitara que utilizó el asaltante de bancos para perpetrar el atraco donde reventó a dos guardias civiles. Y aunque la novela comience en estas lides, nos ayuda a conocer al protagonista mientras se ve envuelto en el caso de dos mujeres que aparecen asesinadas en un apartamento del centro Toledo, con la particularidad que la cerradura del apartamento no estaba forzada. La novela está escrita en primera persona y narra, también, las cuitas de un inspector Santisteban que anda dubitativo entre la literatura y la policía; contándonos sus avatares como escritorpolicía, sus amores, desamores y rencillas del oficio. Un estereotipo de "poli" insatisfecho pero sagaz y muy profesional.
Miguel Ángel Carcelén, conocedor de los entresijos de la labor policial, nos ofrece una entretenida e impecable novela negra policiaca, que con seguridad no dejará insatisfechos a los amantes del género.

 Podéis saber más sobre ella en este enlace: La quinta llave.

Comentario de Ricardo Bosque sobre La quinta llave.

NUEVO LIBRO ILUSTRADO POR PATRICIA CARCELÉN

NUEVO LIBRO ILUSTRADO POR PATRICIA CARCELÉN

Pues eso, que mi sobrina ha ilustrado un nuevo libro y es altamente recomendable, tanto por el texto (María Gripe no necesita presentación en el mundo de la literatura infantil), como, sobre todo, por los dibujos.

A Josefina no le gusta mucho ir a la escuela porque sus compañeros de clase se burlan de ella. Un día, en el bosque, se encuentra y hace amistad con Hugo, un niño que parecía misterioso pero no lo era. Hugo era muy mañoso y sabía cosas sorprendentes. Parecía muy diferente de los demás niños que Josefina conocía. Cuando en la escuela la niña les hablara del chiquillo del bosque, todos supondrán que se trata de simples imaginaciones. En este sencillo planteamiento se basa María Gripe para desarrollar una historia deliciosa, llena de delicadeza, aleccionadora en alto grado. Una historia de la que, además, se hizo una película que fue galardonada con la “Concha de Plata” en el festival de San Sebastián y con el “Gran Premio Asturias” en el festival de cine de Gijón.

Ficha detallada: "Hugo y Josefina" de Maria Gripe
Autor Maria Gripe
Editor Noguer
Fecha de publicación junio 2011
Colección Noguer infantil

CONSTRUCCIÓN DE UNA CASITA DE MADERA

CONSTRUCCIÓN DE UNA CASITA DE MADERA

Aquí os pongo, paso a paso, la construcción de una casita de madera para la princesa Ailene a base de ofertas del Brico Depot y retales de por ahí. Las medidas son 2 metros de ancho, 2 de largo y la altura máxima es de 1,75, con una pendiente de 15 centímetros, así que en la parte de atrás, la altura es de 1,60. Las herramientas utilizadas son las que aparecen en la primera foto, nada del otro mundo. Si hubiese tenido un atornillador potente habría tardado mucho menos, pero todos los tornillos han sido puestos a mano, gira que te gira. El techo, que es lo menos estético, son láminas de bajoteja, muy económicas,y como se tapan con una madera frontal no se ven sino desde arriba, lo que ya es difícil. Las paredes son de friso de pino barnizado (como es tan barato a veces te sale alguna pieza doblada o rota, pero se puede aprovechar para hacer luego una estantería) y la estructura de tablones atornillados entre sí con unas piezas metálicas que venden en cualquier sitio (en las tiendas de los chinos las más baratas, cuatro piezas con su tornillería por 60 céntimos, y aguantan bien). Los adornos de la parte exterior son a gusto del consumidor, listones pintados, corazones de madera, pelotas de colores... Con el paso del tiempo habrá que darle una mano de aceite de teka, para que aguante la humedad.Ahora falta adornarla un poco por dentro y hacer algo de muebles, cuando esté completa ya pondré las fotos del interior acabado. Como para hacerla me fijé en fotos de Internet, las cuelgo por si le pueden ayudar a alguien. Con poco dinero y muy poca maña (yo tengo dos manos izquierdas), se puede contentar a los pequeños.

COCA COLA: VENENO P'AL CUERPO

COCA COLA: VENENO P'AL CUERPO

Ya hay muchas páginas en internet donde se puedo uno documentar sobre las nefastas consecuencias de la ingesta de esta gorrinería. Algunas son tipo leyenda urbana, pero las hay con sólidos argumentos científicos (por no hablar de otros aspectos)

CON LOS PRIMOS

CON LOS PRIMOS

MIS GALLINAS

MIS GALLINAS

Tenemos cuatro gallinas que le hacen compañía a Tizón. Se llaman Marcelina, Gina, Caponata y Satánica González.

TIZÓN, NUEVO EN LA FAMILIA

TIZÓN, NUEVO EN LA FAMILIA

Tizón (de negro) y Ailene.

PRIMER CAPÍTULO DE CRISÁLIDA

               [UNO]

 

Es la primera vez que besa en los labios a un hombre. La primera vez. Y entiende que es pecado. Pecado mortal, triple pecado, pecado contra Shiva, pecado contra sí misma y contra Natura. Pero se regodea en el sabor ocre de esos labios que de forma imposible parecen corresponderle, en el tacto suavísimo de unos pliegues que siempre había imaginado húmedos.

Es la primera vez que contempla a un hombre desnudo. Lo acaricia, se acomoda junto a él sobre la cama, tumbado el joven, ella sentada. Se demora en su torso lampiño, acuna con ambas manos su áspero mentón, sobrevuela con el pulgar las pestañas larguísimas y nigérrimas de Ismahen que cortinean una mirada transparente de fondo infinito. Entrelaza sus manos con las del muchacho hasta conseguir transmitirles algo de calor. Sus manos, manos de pianista -“manos de mujer”, como tantas veces presumía-, manos de las que tan orgulloso se sentía. Las aprieta mientras le habla en su lengua, una lengua que ya le sueña extraña a pesar de no haber dejado de utilizarla ni un solo día desde que abandonara la India. Ismahen se burlaba de su punyabí, lo llamaba el idioma de los fanáticos, por no nombrar a los temidos y aborrecidos sijs. Él hablaba el hindi, el urdu y, con más dificultad, el punyabí, mezclándolos y equivocándolos, pero entendía el sindhi, el bengalí, el guajarati, el marathi, el assamés y el bihari. Decía que para poder atender con garantías a los enfermos no era tan necesario haber pasado por la Facultad de Medicina como por la Escuela de Lenguas Indo-arias. Gauri no había estudiado ni lenguas ni medicina, y, sin embargo, comprendía las dolencias  de sus  paisanos  muchísimo  mejor que  los más afamados catedráticos de Delhi.

Ismahen es muy bello, nunca había imaginado que un cuerpo desnudo pudiese sobrecogerla de esa manera. Ese sentimiento que le cosquillea en el estómago y le alborota la respiración es pecado. Lo sabe. Como también sabe que es pecado la delectación con la que posa sus ojos sobre los muslos firmes del joven, incluso el gesto casi maternal de colocarle los rizos del flequillo. Mas no le importa. Tanto es así que vuelve a acercar sus labios hasta cubrir los de Ismahen. Los pasea por la mejilla, lentamente, buscando su oreja, donde se detiene un instante para susurrarle lo que jamás antes había dicho a hombre alguno. Demasiado tarde, admite con rabia.

No le importa que puedan descubrirlos. Se ha pasado toda la vida pendiente de las apariencias, de las leyes, de los mandamientos, de todo lo que –sólo ahora lo ve claro- aprisionaba sus sentimientos; ya es hora de comenzar a vivir. Se sonríe al repetirse mentalmente esa frase, tiene gracia que, una vez más, sea la muerte la que enseñe a vivir. Es la verdad más rotunda que aprendió de su abuela.

Las autoridades locales de Dispur la castigarían severamente si pudieran verla en estos momentos. Quizá no hasta el extremo de aherrojarla ni de cercenarle los índices, por fortuna en el este el fanatismo religioso se halla más atemperado que en el resto del país, pero sí la someterían a la kudrash, la humillación pública de los cinco golpes en el pecho con cañas astilladas de bambú.

El santón de Asán huiría de su cercanía y haría mil abluciones en el remanso sagrado del Brahmaputra para purificarse si tuviese noticia de su pecado.

La madre Caridad enrojecería, se santiguaría y terminaría chillando sólo con imaginar lo que estaba sucediendo en ese preciso instante. El padre Amadeo, si la escuchase en confesión, le impondría de penitencia un rosario y una hora de adoración al Santísimo; era lo acostumbrado, tenía el viejo capellán la misma expiación para cualquier culpa, ya que su sordera le impedía distinguir la gravedad de lo sucedido y el alcance del arrepentimiento. En Cuaresma se duplicaba el rosario y se triplicaba la hora de sacra contemplación.

Todos la condenarían, hasta su madre si viviera, sin duda. Ella le arrancaría de la muñeca el rakhi, la pulsera familiar de protección, y la quemaría en el pobre fogón de la cocina hasta que no se distinguiese su brillo entre las cenizas. Bueno, todos no, Asha sólo tendría para ella palabras de comprensión. ¡Qué distinta su abuela de su madre!, ¡qué diferencia de mentalidad!

Gauri es consciente de que está pecando. No obstante, nunca antes se ha sentido tan pura como ahora. Y está convencida de que esa sensación no la abandonará cuando dentro de unos minutos, después de haber bebido nuevamente de los labios de Ismahen, se decida a amortajarlo.

 

CRISÁLIDA, MI NUEVA NOVELA

CRISÁLIDA, MI NUEVA NOVELA

Dentro de un par de días presento en Bolbaite (Valencia), mi nueva novela, Crisálida. Tenéis toda la información sobre ella en http://miguelangelcarcelen.blogspot.com/2009/05/crisalida.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ARGUMENTO DE EL VUELO DE LAS AVES

El argumento de El vuelo de las aves, novela que será presentada el póximo 18 de marzo en el Hotel San Juan de los Reyes, de Toledo, editada por Ledoria y ganadora del I Premio de Novela Correduría de Seguros López Torrijos, es el siguiente:

Tres huérfanos criados en ambientes tan distintos como la Galicia profunda de principios de los años sesenta, la barriada marginal madrileña del Pozo del Tío Raimundo, o un novedoso colegio para invidentes en Aranjuez, van tejiendo sus vidas con desigual fortuna hasta acabar en un mismo espacio: la prisión. Benito, Águeda y Pisahuevos tienen en común una infancia marcada por la desgracia o la tragedia. El primero, a su condición de invidente, une la ausencia de madre y los intentos de varias mujeres por ocupar su lugar, así como la desorientación que padece el padre desde que falta su esposa. Ese cúmulo de circunstancias lo abocan al sinsentido, a la desesperación y, finalmente, a la ludopatía. Pisahuevos nace, se desarrolla y muere en la pura podredumbre, es el paradigma del aprendiz de delincuente sin la malicia suficiente para llegar a medrar ni la inteligencia necesaria para huir de la pobreza. Águeda es inteligente, bella y vengativa, por eso no perdona a sus paisanos, los que consiguieron hacer de su madre una proscrita en la sociedad rural de las parroquias gallegas. El vuelo de las aves es una novela breve de triple protagonista. Tres historias completamente distintas que se desarrollan de forma paralela en desigual extensión. El final, no por lógico, deja de ser sorprendente, la confluencia de tres hilos narrativos que han ido tejiendo historias de marginación, soledad, esperanzas abortadas, amores urgentes y necesitados no correspondidos… Ensayo de fotografía del alma humana en condiciones desfavorables, tanto en el original como en el negativo.

PRIMER CAPÍTULO DE MI NOVELA MASÍA MUELA

I

Don Jaime, si no le importa me gustaría confesar en otro lugar.
Jaime sólo conocía a Angelito de haberlo visto alguna vez en la misa de la tarde del domingo, pero accedió a confesarlo en la sacristía. Le sorprendió que un veinteañero no muy cercano a la parroquia se saltase en su primer encuentro los prolegómenos propios del pudor y dejase que el llanto sirviese de reclamo. Jamás maldeciría lo suficiente haber cedido a la lógica y acostumbrada reacción de acercarse hasta el joven, zarandearle el hombro con una más que cuidada delicadeza y alborotarle el cabello con una sonrisa de espera.
Venga, tranquilo, hombre, que no será para tanto.
“ Venga, tranquilo, hombre, que no será para tanto. Venga, tranquilo, hombre...”, todavía recordaba letra por letra aquella primera frase y su peculiar entonación, y algunas noches, cuando la almohada lo asfixiaba y boqueaba en pesadillas se despertaba repitiéndola, como queriendo expulsarla de una vez por todas. Habían transcurrido más de tres años y no conseguía exorcizar ni esas palabras ni la mirada tímida y vidriosa de Angelito. Terminada la pesadilla sucedía el recuerdo, que era peor porque no admitía la excusa de la inconsciencia. Y en ese breve intermedio le ofrecía unos pañuelos de papel, y apretaba de nuevo el hombro de Angelito, y se dejaba coger la mano mientras el hipo aunaba lágrimas y mocos.
Don Jaime, mire, yo es que...
Nada de don Jaime, ni de usted. Vamos a hacer las cosas bien desde el principio, llámame de tú. Sólo me llaman de usted las viejas que vienen a confesar los pecados de sus vecinas interrumpió el cura queriendo ofrecer confianza e intentando relajar un poco la situación . ¿No vendrás tú también a eso?
“¿Por qué tuve que ejercer de gracioso? ¡Mis gracias y yo! ¿Por qué tuve que seguir dejándome acariciar la mano?”, reproches que sólo aguijoneaban la herida.
Mire..., bueno, mira... sonrisa, mirada furtiva , es que no me sale decirle de tú. Bueno, mira, llevaba ya mucho tiempo con la idea de venir a hablar contigo porque he llegado a un punto en el que todo se me ha puesto en contra y haga lo que haga...
Las palabras se amontonaban, se pisaban unas a otras, llenaban la habitación hasta que el espacio era insuficiente para albergarlas y explotaban en los oídos de Jaime dando paso a una nueva andanada de frases llorosas, inconexas, asquerosas, que en más de una ocasión le hicieron tragar saliva. Ya no había timidez; el llanto desapareció poco a poco, al tiempo que crecía la ansiedad. Jaime perdió muy pronto el hilo de la confesión. Su único objetivo era encontrar el momento adecuado, la excusa oportuna para contener aquel torrente de angustias y acomodarse en algún rincón de la sacristía donde todavía quedase oxígeno; la mano seguía aferrando la suya, la acariciaba, arriba, abajo, el pulgar jugueteando entre sus velludas falanges.
“DIOS, Dios, dios..., la mano asquerosa... Venga, tranquilo, hombre, que no será para tanto... Nada de don Jaime, ni de usted... Don Jaime, si no le importa preferiría confesar en otro lugar... Venga, tranquilo... Es que no me sale decirle de tú... Tranquilo... He llegado a un punto en el que...”. Su propio grito lo despertaba de la pesadilla en la que soñaba que una pesadilla lo despertaba.
El radio reloj parpadeaba en rojo las cinco y veinte. Jaime suspiró, se secó el inexistente sudor de la frente y se arrebujó en las sábanas sabiendo que ya no lograría conciliar el sueño. Jaime escuchó el portalón de los vecinos con la ansiedad de un náufrago que cae en la cuenta de que todavía le queda una hora de costear a la deriva. De cualquier modo lo prefería a estrangularse de nuevo en el recuerdo de Angelito el Telas.

LA AYUDA QUE MATA

Mi amigo Ramón me envía este artículo, bastante interesante. Lo copio íntegro:
“La ayuda que mata” (Dead Aid) es el título de un libro controvertido que no dejará indiferente a ninguna persona que lo lea, y mucho menos si lo descubre alguno de los economistas de pensamiento neokeynesiano que inundan el análisis actual sobre las soluciones para salir de la crisis económica.

Su autora, Dambisa Moyo, rechaza las críticas a Occidente de personajes tan mediáticos como Bono, el cantante de U2, o Bob Geldof, que se han caracterizado por pedir ayudas directas al continente africano para que pueda salir de la pobreza extrema en la que está inmerso.

La tesis principal del libro es que la ayuda de los países occidentales está matando a África. Una vez superado el rechazo inmediato que genera este argumento en nuestras mentes inundadas por el pensamiento progresista políticamente correcto la economista africana justifica su enfoque con sólidos argumentos.

Moyo aboga por detener las ayudas económicas a los países africanos, excepto en caso de calamidades o catástrofes puntuales (como sucede cuando hay un terremoto o una sequía en el primer mundo), dejando que el continente construya una economía propia en el curso de los próximos cinco años.

El principal argumento de la economista para abolir la actual estructura de ayudas es que la mayoría de gobernantes africanos siguen en sus puestos porque el dinero sigue llegando desde Occidente.

Los responsable políticos (en su mayoría tiranos o dictadores disfrazados de demócratas) no están obligados a mantener y mejorar las infraestructuras de sus países respectivos, porque se da por hecho que no tienen capacidad para ello.

De esta forma los dirigentes africanos no tienen responsabilidad alguna de lo que pasa y pueden seguir empleando el dinero en lo que les parezca oportuno, siempre ligando el gasto a su beneficio personal.

En cuanto a los habitantes, sólo pueden sobrevivir gracias a la caridad, no aportan nada a las economías de los países y carecen de la mentalidad adecuada para exigir a sus gobernantes que cumplan con sus deberes.

La ayuda hace más pobres a los pobres

Dambisa Moyo dice que 50.000 millones de dólares de ayuda internacional llegan a África cada año y todavía se ve la evidencia abrumadora que demuestra que esta ayuda ha hecho más pobres a los pobres. Además, el crecimiento es muy lento y deja a los países Africanos más endeudados, más propensos a la inflación, más vulnerables a los cambiantes mercados financieros, y son poco atractivos para recibir inversión extranjera.  

Por ello, crece el riesgo de conflictos civiles y disturbios. Moyo dice que la ayuda es un desastre absoluto, tanto en lo político, económico y humanitario, por lo que debería terminar e introducir alternativas. Así de taxativa se ha mostrado en un reciente artículo en el diario norteamericano Wall Street Journal.

Las repercusiones de su tesis no se han hecho esperar y algunos medios se centran más en su oposición a la estrella de rock Bono que en su análisis económico. “¿Qué piensa sobre Bono?”, preguntan a Moyo en el New York Times. “Realizaré un comentario general sobre esta dependencia total de los famosos. Cuestiono esta situación tal y como está ahora porque ellos se han convertido, involuntariamente o con intención manipuladora, en los portavoces del continente africano”, responde la economista.

Los gobernantes, corruptos, sólo tienen como tarea “cortejar” a Occidente

En la agencia económica Bloomberg, en entrevista televisiva, también la presentaban como “La anti-bono”. Y en parte es cierto, ya que ella no tiene aviones privados alimentados por la enorme fortuna de la que dispone el líder de U2.

Ella contesta con datos: “durante los últimos 60 años, se han transferido desde los países ricos a África miles de millones de dólares en ayuda al desarrollo. Sin embargo, la renta per cápita hoy es menor de lo que lo era en los años 70, y más del 50% de la población (350 millones de personas) vive con menos de un dólar diario, una cifra que casi se ha doblado en dos décadas”.

Nacida y criada en Zambia, y con una carrera profesional que la llevó a trabajar durante una década en el Banco Mundial y en Goldman Sachs, la economista realiza en su libro un estremecedor recorrido por los países del África negra y su principal enfermedad: los dirigentes corruptos que “lo único que tienen que hacer para permanecer en el poder es cortejar y ofrecer sus servicios a los donantes extranjeros”.

Sudáfrica: el futuro presidente en los tribunales por violación y corrupción


Un claro ejemplo de este tipo de gobernantes se da en Sudáfrica. El nuevo líder del Congreso Nacional Africano y futuro presidente Jacob Zuma, de 65 años, ha sido absuelto de un cargo de violación, pero debe volver a los tribunales acusado de corrupción.

La catadura moral de Zuma no deja lugar a dudas. Pidió disculpas por tener relaciones sexuales sin preservativo con una mujer seropositiva, después de afirmar, bajo interrogatorio, que había tomado precauciones higiénicas, duchándose tras el coito. Eso es un grave error, aunque Zuma afirma que no se refería a la prevención del sida.

El virus destruye la estructura civil de Sudáfrica, el país del mundo con más número de seropositivos. El ministro de Sanidad, Manto Tshabalala-Msimang, propugna como antídoto contra el sida una dieta de ajo, remolacha y aceite de oliva. La ducha de Zuma se percibe también como mortífera. En estas manos está Sudáfrica.

Pero volviendo a Dambisa Moyo, hasta el victimismo de algunos colectivos africanos es denunciado en su obra: “mírelo de esta forma”, afirma la autora. “China tiene una población de 1.300 millones de personas y sólo 300 millones viven como nosotros", con estándares occidentales de vida. "Hay 1.000 millones de chinos que viven en condiciones por debajo de ese estándar. ¿Conoce usted a alguien que esté preocupado por China? A nadie”.

La crisis financiera internacional puede “curar la ceguera” en África

“Hace cuarenta años, China era más pobre que muchos países africanos. Sí, hoy tienen dinero, pero ¿de dónde ha venido el dinero? Ellos han construido (ese desarrollo), han trabajado muy duro para crear una situación en la que no dependen de la ayuda humanitaria”, añade Moyo. Y para quienes la califiquen de tremendista, Moyo abre una puerta a la esperanza de África en medio de la crisis financiera internacional en un artículo publicado por el rotativo británico The Independent:

“La cura a la ceguera que provoca la ayuda humanitaria a África se encuentra precisamente en la crisis del crédito. Estos tiempos de oscuridad económica suponen una oportunidad para que África demuestre que finalmente puede contribuir de forma significativa a la economía mundial, en lugar de claudicar y ser vista como una carga para ella de forma indefinida", señala Moyo.

JUSTICIA PARA ENRIQUE RUIZ GUILLAMÓN

Enrique viajó a República Dominicana a convencer a su mujer para que regresase con él y sus hijos. No lo consiguió. Facturó el equipaje para volver a España y retornó  a la casa de su mujer (doscientos kilómetros), para suicidarse colgándose de un naranjo. Había avisado a su familia para que lo esperasen en Barajas.
No conocí a Enrique, pero sí a varios amigos que lo consideraban alguien excepcional, razón suficiente para que aporte mi modesto granito de arena a una causa que considero justa: que se busque la verdad en caso tan abstruso.
Dejando al margen el hecho de que todos los que lo conocieron consideren altamente improbable la explicación de su suicidio, me permito apuntar varios detalles que resultaría conveniente tener en cuenta.
- En la República Dominicana que yo conocí –y que, desgraciadamente, no ha avanzado demasiado en los últimos años, salvo en índices de criminalidad-, la mayoría de los funcionarios (ya fuesen policías o médicos forenses) no se distinguía por su celo profesional. Y esto por dos motivos: porque sus sueldos eran miserables, y porque los medios con los que contaban para realizar su trabajo causaban vergüenza ajena. Conocí el caso de autopsias que se realizaron con un simple bisturí, un escalpelo y unas tijeras, nada más. Y casos de policías que, en caso de gresca, detenían a quien menos pesos llevara en su cartera, no a quien más visos presentara de ser el culpable. Huelga decir que los pesos cambiaban de cartera a continuación. No diré que siga siendo la tónica habitual, pero sí que en países en vías de desarrollo la lealtad de las fuerzas de seguridad se inclina por el dinero, no siempre por la justicia, lo que en la práctica conlleva alianzas con mafias de cierta importancia. Y que se enfade quien quiera.
- También conozco a más de cinco dominicanos (lo que implica que habrá bastantes más) que han dado con sus huesos en la cárcel por dedicarse a forzar a compatriotas para que contraigan matrimonios de conveniencia con extranjeros y luego manejarlas a su antojo. No insinúo que sea éste el caso de Urany, pero sí que, dado que esta novedosa modalidad criminal parece cotizarse al alza, no estaría de más investigar en esa dirección para descartar hipótesis.
- Lo que cae por su peso es la desvergüenza de la viuda: se marcha tranquilamente a su país, dejando a Enrique al cargo de sus propios hijos durante un año; se niega a regresar a requerimiento del marido y, con el cuerpo todavía caliente del buen hombre, le falta tiempo para personarse y contratar a un abogado que le gestione el cobro de los seguros de vida y demás asuntos monetarios. Aunque confío en la justicia menos que Stevie Wonder en su vista, yo contribuiría  a un fondo común que se hiciera con el fin de contratar un abogado que, de momento, detuviese el cobro de dinero alguno por parte de la viuda hasta que se esclarezca el asunto.

REALZA TU HOMBRÍA

Productos para el gran hermano del género masculino. Dicho así suena de una forma más informal pero lo que se ofrece en esta página es una amplia gama de productos para el alargamiento del pene. Disponemos de varios métodos, adaptados a distintas necesidades, aunque, lógicamente, los más económicos son los naturales. Estos  tienen una ventaja  primordial, a saber, que no precisan post operatorio y huyen  de quirófano, razón por la cual son más longevos para ver los resultados. Dentro de la gama de píldoras disponemos de las pastillas mas novedosas del mercado para el alargamiento del pene. Los resultados comienzan a notarse a partir de la tercera semana, que es cuando el efecto vasodilatador actúa plenamente sobre el miembro. Las mas representativas son Size gain Plus de fabricación Europea y las americanas Vigrx Plus. También tienes otra opción para el gran hermano, se trata de los alargadores de pene, dentro de los cuales el más vendido es Andropenis, que  lleva más de 20 años en el mercado y es uno de los productos más demandados. Tienes también el Phallosan que es un sistema muy novedoso por cámara de vacio, lo que hace que su utilización  sea muy cómoda y práctica de llevar. MaleEdge es un tensor que lleva muy poco tiempo en el mercado pero cuenta con una gran experiencia en este tipo de producto, es una novedad manufacturada en Noruega. Estos quizás sean los productos más destacados para darle un empujoncito a la medida estándar. A continuación van los enlaces para obtener más información acerca de cada uno de ellos, con las ventajas propias de los mismos, así como precios, formas de uso, etcétera:   Size Gain Plus,   Vigrx Plus, Andropenis,   Phallosan

Male .

Todos estos productos y otros muy variados podrás encontrarlos en Naturlinesex.

EL VUELO DE LAS AVES

EL VUELO DE LAS AVES

El próximo 18 de marzo, viernes, a las 19 horas, se presenta en el Hotel San Juan de los Reyes, de Toledo, mi libro El vuelo de las aves, ganador del I Certamen de Novela Correduría López-Torrijos, y editado por Ledoria.

Estáis todos invitados.

La Fortaleza Trujimán, de Dan Brown

Desafortunadamente el argumento no es mío. Es grandioso, espectacular, y lo he sacado del blog Crea tu propia novela de Dan Brown. Iré poniendo más:
En un contenedor aparece estrangulado Mark Hayek –un estudioso de los escritos de Qumrán– con un extraño símbolo escrito con tiza en su oreja. Para el profesor Paco Pinzas no hay duda: La Cuadrilla de los Guardianes del Osobuco, que se enfrenta a la humanidad desde los tiempos de Mortadelo, ha regresado. Acompañado de Salma, una joven investigadora, y Leo, un científico, Pinzas comienza una carrera contra el reloj mediante una búsqueda desesperada en Oriente Medio, para aclarar el misterio de la ciudad de Atlántida. Necesitará todo su conocimiento para descifrar las claves ocultas que La Cuadrilla de los Guardianes del Osobuco ha dejado a través de los siglos en unos manuscritos que hay en Albacete y en una gasolinera de Soria, y todo su coraje para vencer al despiadado asesino, ya que el tiempo se agota y el último estanco que queda en el planeta está en peligro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LO QUE ME ACABA DE PASAR

Esta mañana ha venido una pareja de no sé qué compañía de seguridad aconsejándome instalar una alarma contra robos. Era bastante asequible, pero como su seguro no cubría los hurtos cometidos contra mis posesiones -exiguas, eso sí- por parte de políticos y asimilables, he declinado la oferta. Luego ha venido uno con un mono naranja (por indumentaria, aclaro) empeñado en hacerme la revisión del gas, porque es una "cosa seria y mu peligrosa y obligatoria". Le he preguntado que desde cuándo lleva intentando engañar a la gente -con otras palabras, claro, para que me contestara- y se ha ufanado de hacerlo desde hace ocho años, con lo cual he deducido que su poca vergüenza no es producto de la situación actual de crisis, lo que no lo disculparía, mas atenuaría la gravedad de su comportamiento. Entonces es cuando le he dicho que a mí no me iba a timar, y se ha pillado un rebote minino. Como me ha insultado he esperado a que llamase a los vecinos de enfrente, gente mayor, y nada más abrir les he dicho que la revisión que ofrecía ese señor no era la obligatoria, y que les iba a cobrar cinco veces más de lo estipulado. Aunque no me hubiese insultado habría obrado de igual modo. Acabo de cerrarle la puerta en las narices a otra chica que me ofrecía el oro y el moro si me cambio a Iberdrola. Ahora mismo están llamando a la puerta. Por la ventana veo a un señor anciano, de alopecia pronunciada y luengas barbas blancas. Lleva una túnica blanca hasta los pies y un manojo de llaves de tamaño considerable al cinto. Creo que es San Pedro, pero no le voy a abrir. ¡Ea!

¿NO HABRÁ COSAS MÁS IMPORTANTES QUE DILUCIDAR?

Seguro que si el alcalde de Valladolid hubiera dicho que los morritos de Rubalcaba le hacían pensar siempre en lo mismo, el nuevo superministro se habría sentido halagado. Y es que la mala intención es tan de quien lo dice como de quien lo interpreta.

A mí, a fuer de ser sinceros, ver a Leire Pajín me hace pensar en la Veneno, pero es que yo no soy alcalde, claro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres