Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

PAÍS DE TRACA

Esta semana he ido a donar sangre. Tiene mérito porque le tengo pánico a los dentistas y a las agujas. Hace seis años me decidí y ahí sigo, pasándolo peor que el que se tragó el paraguas cuando se cumplen los cuatro meses de margen entre donación y donación. Casi siempre que voy me atienden enseguida, porque en Toledo no se puede decir que la gente se de bofetadas a la hora de donar, sin embargo, esta última vez me tocó esperar. Había un señor donando plasma y otros tres recostados en la camilla donando sangre. Una multitud para lo que suele ser habitual. Los tres hombres eran amigos y habían ido a donar en grupo. Cuando me enteré de que lo hacían cumpliendo una promesa  no sabía si reír o llorar. Estaban donando porque España había ganado la Eurocopa. De traca, oye, de traca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rosa María -

Ah, se me ha olvidado lo más importante. Si esas personas, aunque hayan empezado por la chorrada de la Eurocopa, se animan a seguir, bienvenidas sean.

Rosa María -

Sí tienes mérito, ya que le tienes miedo a las agujas pero es muy gratificante. Soy donante desde los 18 años y han llovido casi treinta. Sólo he faltado entre embarazos, partos y las veces que la hemoglobina no le da la gana de dejarme donar. Pero procuro no faltar porque se necesita hacerlo, así que te doy la enhorabuena por atreverte y a seguir, ¿vale?
Un abrazo fuerte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres