Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

CÓMO ADOPTAR SIN PERDER LA SONRISA

CÓMO ADOPTAR SIN PERDER LA SONRISA
Ayer me terminé de releer los más de doscientos relatos que se han presentado al concurso literario de Mascaraque. Uno acaba viendo dragones, peceras y a la mismísima Juana la Loca deambulando por el pasillo después de semejante atracón de historias. No me extraña que cada vez sea más difícil ganar un premio literario, dada la cantidad y la calidad de la gente que se presenta. Cuando nos volvamos a reunir para decidir quién será el ganador seguro que nos tiramos hasta las tantas  (la primera reunión, en la que se trataba sólo de aunar criterios y cosas por el estilo, acabó cerca de las dos de la madrugada). Por eso, cumplido con el deber de jurado, hoy he agradecido poder terminar el libro de Estefanía Cómo adoptar sin perder la sonrisa , publicado por Libélula Ediciones. No lo escribo aquí para hacer propaganda, porque el libro ya está agotado, se ha acabado en menos de un mes. La tirada fue corta porque Estefanía sólo quería dejar constancia por escrito de sus peripecias como madre adoptante y soltera en China especialmente para sus amigos. Hago esta referencia al libro por varios motivos: Estefanía es una gran amiga y colaboradora de Acumán -nos ha maquetado varios libros-; el libro es un retrato fiel de lo que se vive en China durante el tiempo que uno la visita para traerse a la hija; el libro tiene su parte de denuncia a las Administraciones Públicas por la parte que a veces les toca; el libro es una guía útil para padres que van a adoptar en China; el libro es una risión, una risión en el sentido de que Estefanía escribe como habla, y habla muy graciosamente; y el libro rezuma cariño hacia su hija. Curiosamente ayer Paco Piquer me enviaba las fotos de su nieta, también chinita, a la que se nota que quiere con locura -hasta por correo electrónico se trasluce ese sentimiento. También me alegraba con la noticia de que el libro que publicó Acumán, Las mareas no saben de sentimientos, ya agotado, será seguramente reeditado por otra editorial canaria, Baile del sol. El libro y el autor se lo merecen. Y ya puestos, pues yo también me hago propaganda, porque aprovechando que el Júcar pasa cerca de Albacete os anuncio que Libélula Ediciones me ha pedido -gracias a Estefanía, me apuesto el cuello- que los honre con una de mis novelas. El caso es que se han puesto en contacto conmigo como si yo fuera un escritor de altos vuelos y me han subido el  ego no sabéis cuánto. La verdad es que los chavales parecen muy ilusionados con su proyecto editorial, y, a diferencia de otros editores, no han mencionado apenas el tema económico, sino que se han interesado por la literatura en estado puro y duro. No es una editorial conocida, pero sí alternativa. Sólo distribuyen por internet y publican lo que les gusta de verdad, hacen tiradas cortas y no engañan al personal prometiéndoles el oro y el moro, son demasiado realistas, acaso por eso les haya dicho que una novela no, pero que si les interesa publicar una recopilación de mis relatos premiados (ahí le he copiado la idea a Ramón de Aguilar, a quien lo invitaré a lo que se tercie en cuanto lo vea -por eso y por la botella de vino tan suave que nos trajo-) pueden contar con ellos. El contrato de edición ya está en mi casa, les ha faltado tiempo para enviármelo en pdf. El libro iba a ser publicado por Acumán, a quienes no abandonaré -más que nada porque no puedo abandonarme a mí mismo, aunque si alguien está interesado en adquirir por un precio risible la única editorial solidaria del mundo le daré todas las facilidades-, pero así agradezco lo bien que me han hecho sentir los de Libélula Ediciones y amplío mi horizonte editorial. Espero que el asunto no salga rana y no me tenga que arrepentir, como cuando publiqué con Nuevo Rumbo. Adelanto que no, que esta gente poco tiene que ver con aquélla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Rosa María -

Me alegro mucho por tí y también por saber, como ha dicho Beatriz, que existen personas que les importa la literatura por encima de otras cuestiones. No tengo ni idea de cómo comprar por internet, aunque si lo utilizo buscando teléfonos de editoriales cuando quiero algún libro. Pero me apunto "libélula ediciones" por si aprendo y porque me ha gustado lo que dices de ellos. Gracias.
Y no dejes Acumán, te necesitamos.
Un beso fuerte.

Miguel Ángel -

Les trasladaré la felicitación.Y espero hacerlo antes de que tú y yo nos tomemos ese café o manzanilla. Antes de que acabe el curso os vemos en el Parque, es uno de mis objetivos del próximo trimestre.

Beatriz -

Me alegro de que seiga existiendo gente a la que le importe la "literatura pura y dura". Felicita a esos "aventureros" de mi parte y espero que cosechen muchos éxitos (más personales que económicos, aunque estos siempre vengan bien).

Bea.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres