Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

UN MAL DÍA

UN MAL DÍA

Una mala tarde la tiene cualquiera, y ayer yo fui cualquiera. Hice cuarenta mil cambios para poder asistir a un cara a cara entre Espido Freire y Lucía Etxebarría y ¿tú les escuchaste algo de literatura? Yo tampoco. Menos mal que coincidí con Faustino Lara, escritor y amigo, y su opinión fue idéntica a la mía, un fiasco. En honor a la verdad no puedo hurtar que Espido habla de miedo, quiero decir que su fluidez asombra porque lleva aparejada corrección, ausencia de muletillas, vocabulario rico sin ser pedante, y elegancia. Lucía habló de su hermano, de su padre, de su familia toda, de la FNAC, de Telefónica, de la SONY, de Pasión de Gavilanes, de la Pantoja, de la Belén Esteban y temas aledaños. De verdad que no es broma. Pero de literatura, que es el tema que me interesaba, no oí una sola palabra.

El encuentro estuvo bien, ameno, un lujo, comentaron algunos de los presentes. Pero todo cuanto allí se dijo se puede escuchar en la charcutería de la esquina -quizá con palabras no tan exactas en el caso de Espido, y con palabras más exactas en el caso de Lucía-, en cualquier tertulia radiofónica (en las televisivas no tanto), o en la cafetería del trabajo. Salí un poco mosqueado, máxime cuando me comentaron que la semana anterior, cuando Espido charló con Lorenzo Silva, se habló de literatura de la buena. Aunque he de reconocer que el enfado me venía de la mañana cuando recibí una carta de Hacienda en la que se me requería el pago de 154,70 euros como sanción. Corrí raudo a ingresar 54,70 euros a la caja más próxima, porque por pronto pago me perdonaban un buen pico. Ya no ejerzo el derecho al pataleo ni al recurso, que con Hacienda no se puede. Todos los años igual, me toca ir a explicar que no es que esté empleado en varios ayuntamientos, diputaciones o sociedades varias, sino que los ingresos que de ellas recibo obedecen a premios literarios, y que si los tesoreros en cuestión hacen mal los papeles no veo por qué me ha de tocar a mi año tras año desfacer los equívocos. El último año ya no pude desfacerlo, el secretario del ayuntamiento de Ciudad Real no me mandó a tiempo el papel correcto y me tocó pagar la sanción. Si a eso le sumas los gastos de teléfono la broma te sale por un ojo. Pero lo de este año ha sido el colmo. Voy con todos los papeles a Hacienda para que sean ellos los que me hagan la declaración y así, en teoría, dejar menos margen al error. Pues bien, la chica que me toca en suerte, graciosa y mona donde las haya, contratada al efecto durante sepa Dios si una quincena o un mes, y con menos idea que yo, que ya es decir, tiene que estar consultando al chico de la mesa contigua, igual de mono y de gracioso, extremo sí, extremo también. Después de media hora larga o una hora corta llegamos a un escollo insalvable: la Junta de Calamidades de Castilla La Mancha me ha dado una subvención e insisto en que hay que ponerla. Ella dice que no, que si es una ayuda que me dan, ¿cómo me van a exigir después que les devuelva parte de la ayuda? Le pido que le pregunte al compañero, total, una vez más, ¿qué importaba? El compañero dice que el tema de las subvenciones no estaba claro, que algunas sí se declaraban y otras no. Es decir, que me deja igual, pero con peor talante. Hace una llamada a la Central, que a mí me suena a FBI o instituciones parecidas. Allí le dicen que tendrían que ver los papeles, pero que en principio no hay que declarar. Bueno, pues no la metemos. Firmo con que estoy conforme con todo lo que me han hecho y al cabo de los meses me viene la sanción por no declarar la subvención. Me personé en Hacienda para protestar y me dijeron que le fuera con el cuento al lucero del alba, que mi firma figuraba allí y con ella aceptaba estar conforme con lo que habían puesto. 54,70 euros me ha costado la gracia. Antes la declaración me la hacía mi hermano, que al menos se preocupa de leerse las aburridas y cada vez más farragosas instrucciones para rellenar los impresos, y también había requerimientos por parte de Hacienda para explicar esto y aquello, pero sin consecuencias. Ahora me las hace personal que se supone que está entrenado para eso y ya van tres de tres que meten la pata. Y la que me espera este año es de órdago a la chica, también con el tema de otra subvención, en este caso por adopción. Una inspectora de Hacienda conocida de la familia nos aseguró que no había que ponerla en la declaración, el chico que nos la intentó hacer -al final no le hicimos ni caso y encima se enfadó- nos dijo que sí, que de todas todas; un gestor que se gana el sustento haciendo declaraciones entre otros oficios varios afirmó que había que declararla y, por último, el teléfono ése en el que se pueden consultar las dudas, tras un cuarto de hora de espera, setenció que había que declararlo a no ser que fuese uno de los casos excluidos en el apartado 5.4. Nunca encontramos el apartado 5.4 y pasamos de gastar otro cuarto de hora, si no más, inquiriendo dónde estaba el apartado 5.4.

Para colmo de males, tras el decepcionante encuentro con Espido y Lucía, llego a casa y Ailene dice que no es Ailene, sino Lucía Yumei, otra oriental compañera de colegio que tiene las coletas más largas. Y por si fuera poco, cuando enciendo la televisión para ver Documentos TV (grabado del día anterior) me entero de que estaban otra vez con la sandez de Gran Hermano, de Operación Triunfo y el cese no cese de Luis Aragonés.

 

acuarios marisco cetareas adelgazar eades dietas confitada mermelada cabello despedida soltera dvd cd tinta homes in spain inmobiliaria viviendas locales comerciales padre Angel polaris golf resort posicionamiento organico

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Jose -

Estimado/ada Gatopardo :
Si me hubieses sugerido obras como El Coyote o Jibaro hubiese identificado con seguridad a Jose Mallorqui. En 1968, siendo yo un niño, mi padre y mi hermano, me invitaban a ayudarles en la clasificación decimal de la nueva biblioteca de mi pueblo. Por ello confieso sin rubor que tenia el privilegio franquista de llevarme libros a casa que estaban vedados al prestamo a otros. Entre ellos estaban las novelas del oeste de Jose Mallorqui,Tintin,Salgari los de Tarzan y algunos más.Pido publicamente perdón por tal privilegio y prometo flagelarme largo tiempo por ello.

Jose -

Estimado/ada Gatopardo :
No consigo entrar en tu articulo pinchando en tu enlace, pero lo haré directamente en tu página y si tengo dificultades volveré a preguntar donde está.
No obstante si me hubieras nombrado El Coyote o Jibaro, con toda seguridad lo hubiese identificado. Esta memoria mía es tan debil que aunque en ocasiones diga aquello que "más vale una cabeza bien hecha que bién llena",sinceramente tengo que admitir que no me acordaba y es una mala excusa.Cuando en 1968,yo era un niño y mi hermano mayor y mi padre estaban haciendo la clasificación decimal de la biblioteca de mi pueblo, conocí a Jose Mallorqui, Tintin,Salgari,Edgar Rice y sus Tarzanes etc. Aquello me proporcionó un enchufe franquista para poder llevarme a casa libros que otros tenían vedados para ello.No dejaré de flagelarme por aquello toda mi vida, aunque lo que más envidia me despertaba,era la colección del Capitan Trueno y del Jabato que tenía Lucio "el monaguillo"cuya familia tenía poco de rica y menos de franquista. Aquella caja de cartón debajo de la banca, era la octava maravilla,siempre con nuevas sorpresas por los cambios en casa del tio Lucero,que ademas de arreglar relojes,vendía y cambiaba cuentos.Claro que un hijo de maestro con un hermano en Madrid en los Salesianos, lo que menos le sobraba era el dinero para caprihos.
Leeré encantado tu artículo y ya te comentaré. Creo que estaré de acuerdo contigo pues esos héroes tenían valores y vendían acciones, que hoy por desgracia serían decadentes para nuestra juventud.
saludos

Gatopardo -

Perdona, con el enlace a la página no queda el nombre en azul, sino color marrón rojizo: es que Miguel Ángel con los colores...

Gatopardo -

José, cómo me apena que no hayas leído a don José Mallorquí: ya sé que es un vicio nefando autocitarme, pero más lo es repetirme, así es que por economizar esfuerzos, si clicas en mi nombre en azul, irás al artículo en el que hablo de él.
Sigo pensando que Unamuno es tela de pelmazo.

Jose -

Estimada Gatopardo:
La bronca intelectual es sana y no hace daño más que a los necios. Sigue montandola cuanto quieras.Es en ello en lo que me recuerdas a los personajes citados.Unamuno(discrepo que ese una lata) venia a decir que el loco es el hombre que esta sólo,pero cuando sus locuras pasan a domino público deja de ser automáticamente un loco.De esta manera D. Quijote no es el loco sino que los locos autenticos son como el prosaico Sancho. Por desgracia ellos son los que dominan el mundo. A pesar de todo al final Sancho se contamina de las locuras de su amo y le invita a salir de nuevo en busca de aventuras. Es el triunfo de ese loco-cuerdo sobre los cuerdos-locos que son el resto.
Por cierto recomiendame algún libro de los autores que citas de los que sólo tengo referencias en mi ignorancia. Sólo te pido que no sea de esos que como Zapatero dicen que Cervantes era republicano.
saludos

Gatopardo -

Amigo José: Creo que estás sobrevalorando la base moral que me sustenta, y que se limita a una apasionada propensión a montar bronca, fiel a mis orígenes de barriobajera. Y la única filosofía que ha taladrado mi coriaceo descreimiento es la de don José Mallorquí y don César de Echagüe: Unamuno, con perdón, me parece un tio lata, y con sus novelas he llegado a un estado muy próximo al más acrisolado aburrimiento, porque los personajes padecen una incontinencia verbal y una capacidad para atar moscas por el rabo estupefacientes, mientras no les ocurre ninguna peripecia que no sea perfectamente soslayable. Respecto a los equinocciales, cuenta con mi espíritu cotilla que se regocija con seres humanos de esa talla.
Respecto a mi buen juicio, digamos que es de materia gaseosa y volatil, y la mayor parte del tiempo queda aplastado por mi falta de seriedad.
Saludos solidarios

Jose -

Estimada Gatopardo:
Escribes bién y me gusta. Podemos discrepar en muchas opiniones y coincidir en otras. Siempre me ha gustado la polémica sobre todo para escitar las conciencias . En ese sentido como habras comprobado soy lector asiduo de Unamuno.Me identifico con muchos de sus personajes y fundamentalmente con dos, que sin tener nada en común aparentemente ,son dos caras de la misma moneda. El primero sería el de San Manuel Bueno martir y el otro su concepto de D. Quijote en su ensayo "la vida de D. Quijote y Sancho". En ambos se muestran dos locuras maravillosas : La del cura bueno que le falta la fe y la del loco-cuerdo que esta por encima de toda ramplonería humana.Ambos estan muy alejados de los esterotipos al uso de su época y mucho más de los de hoy en día.
A ti, sin conocerte, te situaría a caballo entre anbos y no te diré porque pues estariamos escribiendo mucho tiempo.Sólo detecto un pequeño problema y es que simplificas demasiado el enfrentamiento entre el Bien Y el Mal y lo reinterpretas según la moral de hoy en día . Nada es tan sencillo y creo de verdad que ya es hora de abandonar el exorcismo permanente sobre el pasado,pues cuanto más se anatematizan las oscuras fuerzas del pasado, más debe uno justificarse de no mantener con ellas ninguna solidaridad.
Yo te diría que conozco mas casos de fracaso en hijos tontos de papas ricos y también te podría dar unos cuantos nombres .
Pero mi tema no era ese y por ello no le dedicaré una linea más.
Leo tus comentarios sobre los equinociales con los que estoy muy relacionado por vínculos amistosos y familiares. Me complace que una persona de tan buen juicio como tu,les animes a hacer lo que estan haciendo y espero que en su nueva etapa cuenten con tu apoyo y vigilancia también.

Gatopardo -

José, también lo mío era una broma que trasluce mi horror por las frases con mayúsculas, y ya sé, por experiencia, que escribiendo con el ordenador es fácil que se escapen incorrecciones.
Respecto a los clientes de la enseñanza privada, mis referentes -¡ay!- son los estudiantes, licenciados y doctorados de las Universidades San Pablo CEU y Francisco de Vitoria.
Respecto a las durísimas pruebas de Reválida de 4º y de 6º te recuerdo que no había tribunal que fuera capaz de ignorar las cartas de recomendación de los prebostes locales de la Falange, la Iglesia, y los caciques varios.
Conozco dos casos de estudiantes pobres de la enseñanza pública que acudieron varios años a hacer los exámenes de "niños bien" que iban a los Escolapios, y que los "alquilaban" para pasar su examen, y eso ocurría hasta en los exámenes libres de la Facultad de Derecho, y los catedráticos sabían que no sería de recibo descubrirlos y denunciarlos.
Ahora, no es necesario alquilar, se puede dejar un examen en blanco, que milagrosamente aparecerá la nota idonea y las respuestas adecuadas. Pregunta a los alumnos y profesores y te contarán anécdotas hilarantes sobre los semianalfabetos de estas universidades que sacan excelentes notas. Basta con la donación a la correspondiente secta pía que las rige.
Saludos

Jose -

Buenas noches Gatopardo:
Soy hijo del antiguamente "sufrido cuerpo" del Magisterio.Cuando era joven, como tu comentas, se decia:"Quien vale vale y si no a la privada". En los años 60 al 75 era así en gran parte aunque había otras motivaciones tales como no existencia de Institutos en los pueblos pequeños que obligaba a marcharte a la ciudad a un colegio interno previo sacrificio ingente para tu familia.Entre la calidad del profesorado y la ordenación de las horas de estudio en algunos casos y la facilidad para obtener el aprobado en otros,los colegios privados en aquella época tenían entre su alumnado chavales que pudiera ser en la enseñanza pública no hubiesen terminado su bachiller elemental.
Sin embargo la reválida de 4º se hacía oficialmente y los examenes eran los mismos para el alumno del colegio privado que para el del público. Si no pasabas no podías hacer el bachiller superior.Era una prueba dura para niños de 14 años que por aquel entonces no generaba secuelas psicológicas como ahora. Cuando se superaba 6º de bachiller volvías a examinarte de reválida para poder acceder al PREU que era un curso durísimo y selectivo comparable a cualquier 1º de carrera.Tampoco conozco ningún traumatizado por aquellas pruebas que hoy serían impensables en este sitema educativo o lo que sea.
Precisamente ya que veladamente me criticas algunas incorrecciones gramaticales, te dire que en gran parte se deben a mi estancia en un Instituto público donde tuve como profesora de lengua durante 4 años de bachiller elemental a una inutilidad de profesora de lengua,hija del famoso pedagolfo García Hoz, el inventor en España de la Teoría de la Educación Pemanente,con la que tanto nos castigó la famosa Doña Carmina en la Escuela de Magisterio y a la que tantos maestros actuales deben su escasa capacidad crítica.
Sin embargo en el colegio de la falange que estaba en un Castillo auténtico y dormiamos en camarillas de 8 chicos, enderezaron mi gusto por la lectura,por la historia y las humanidades en general.Nunca suspendí, ni tan siquiera en las pruebas oficiales como eran las reválidas y aunque entonces me quejaba aprendí de memoria poemas de Machado,Juan Ramon Jimenez,San Juan de la Cruz,Becquer,Santa Teresa,Espronceda,Arcipreste de Hita etc, etc,y por supuesto acabé leyendo El Quijote, incluso el de Avellanada ,apoyado por la Introducción al Quijote de Martin de Riquer y La vida de Don Quijote y Sancho de nuestro genial Unamuno.Por ello no se me ocurriria decir como nuestro presidente de Gobierno que Cervantes era republicano.
Sigo pensando que no es problema de Público o privado pues bien mirado los inspectores de Educación estan para ver como se colocan las papeleras o si se ha copiado bién la progarmación del año pasado que ya proviene del anterior. En este sentido estan igual los privados concertados que los Públicos.La diferencia es que según la revista oficial de Castilla-La Mancha en su número 191 del mes de octubre de información cultural, el costo de un alumno de la Escuela Pública anual es de 4200 euros y la subvención de uno privado por esa misma plaza no llega a 3000 euros.
Hoy en teoría la élite debería ser, en función del costo para el contribuyente, el colegio público y no el privado concertado.
Sin embargo el costo de la educación para los padres por desgracia no es que el colegio de sus hijos sea o no privado o público cocertado. La desgracia es que el costo educativo en España olvida variables tan importantes como el profesor particular para matemáticas, la academia por la tarde para que niño aprenda lo que no aprende en el colegio o los cursos de ingles en la academia cuando no es la danza,el balet,etc.Si tantas horas deben de dedicar a estas actividades:¿que coño hacen en la Escuela?
Es el niño apresurado,estresado, que no tiene tiempo para nada pues lo poco que le queda esta destinado al ordenador o la televisión.¿Cuando juega?. No comparte , no tiene amigos,no sabe decir :¿me juntas?.¡Se me olvidaba el tiempo dedicado al teléfono movil¡
Es muy tarde y mañana tengo muchas cosas en la oficna. Por favor perdona mis incorrecciones pero lo estoy escribiendo demasiado deprisa y por otro lado en la Compañía se han contaminado del ambiente relativista y me dicen que en los correos no importan las faltas. Si ellos lo dicen que son los que me pagan, algo de verdad habrá. Esto último es broma.

Gatopardo -

José, llevas gran parte de razón; pero no en lo que respecta a que los colegios privados den una educación superior: sólo cobran más caro por darle al nene buenas notas. A mí, cuando me llega un berzas que salpica con faltas de ortografía sus escritos, y tiene la riqueza de vocabulario de un niño de siete, me digo: educación de pago. Y si su capacidad analítica es pura aceptación de las ideas adquiridas, ya sé que ha estado en algún colegio de alguna secta religiosa para élites.
Los únicos listos e intelgentes que he conocido en mi vida, habían ido a la escuela pública.
Saludos
PD
Revisa el teclado de tu ordenador, José, que produce faltas gramaticales.
Saludos

Jose -

Buenas noches Miguel Angel:
¿Como puede haber buena literatura si no se leen los clásicos en el Bachiller?. Gatopardo tiene razón en sus risas.
Vengo de leer un blog de el mundo donde se habla del problema actual de la Educación.Intervienen en él muchos docentes. Gran parte de ellos echan balones fuera culpando, como en gran parte es cierto,a las leyes, los cambios sociológicos,de valores o a la incultura jiliprogre dominante.
Sin embargo muy pocos o ninguno ha comentado que desde hace años elementos ajenos a la propia escuela(igual que a la literatura)y desde las Escuelas de Magisterio impusieron una nueva Pedagogía que dejó paralizado a los maestros.Todas sus creencias de años de enseñanza fueron puestas en tela de juicio,vaciaron de contenido sus funciones y les convirtieron en meros cuidadores de niños.Los contenidos, la disciplina,el sentido del esfuerzo, el desarrollo sistemático de las capacidades intelectuales,eran sustituidos por una concepción liberticida de la enseñanza que empezaba por prostituir la misma bajo el falso discurso de un concepto más amplio como era el de "educación", como si sólo la escuela,fuera la encargada de misión tan compleja e incontrolable y donde tantos factores ajenos a la misma cuentan.
Los maestros nunca protestaron.
Cambiaron a los maestros el leguaje profesional los pedagogos para dominar su cultura e imponer su secta.Cualquier secta sin lenguaje no es nada.Sus extructuras mentales serían moldeadas por el propio lenguaje. Si alguno se negaba a aceptar las pociones mágicas de los pedagogos era tachado de inmovilista,inadaptado,mal maestro,facha y toda una serie de calificativos por el estilo.Nadie protestó y el 99% se sumaron a la secta bajo su paraguas protector.
Les cambiaron los planes de estudio de forma que el engendro generó maestros especialistas en Música,Educación física,Pedagogía Terapeútica , Infantil, etc,y muchos de ellos no sabían en que consistía el Teorema de Pitagoras.Los maestros tradicionales no servían pues los conocimientos estaban en los libros,en Internet o en última instancia ya se ocuparía la Universidad. Ellos sólo deberían educar la personalidad en una especie de juego subrrealista donde el aprendizaje consiste en decubrir los intereses del niño para adecuarse a ellos. En definitiva el maestro debería estar todo el día realizando adaptaciones curriculares en el dspacho para que en una especie de revelación divina un niño faenero desgastara sus energias haciendo ejercicio en el recreo. Esto es una genial adaptación curricular. Si el niño seguia haciendo faenas el problema era la sociedad, la familia o en última instancia la falta de medios.Como si esta especie de niño fuera nueva en el mundo y los antiguos maestros nunca se hubieran enfrentado a este problema Nadie protestaba.
¿Que esperaban?.¿Ahora se quejan?.
Algunos ya veiamos lo que se avecinaba con la Escuela Comprensiva dede el 82 cuando la reforma Maravall y lo intuiamos desde años atras cuando los Pedagogos nos engañaban en las Esuelas de Magisterio.¿Cuantos buenos profesionales durante estos años han sucumbido ante el poder de la secta o el desprecio de sus compañeros?.
Ellos que tan bién saben movilizarse para las subidas de sueldo porque no lo han hecho en contra de este sistema del que ahora tanto se quejan para así poder recuperar el prestigio social que hace años tuvieron..
No, ha sido más lucrativo pelotear al pólítico de turno para ver si le daban algún despacho en la Consejería de Educación de la Autonomía de turno y así olvidar la Escuela el mayor tiempo posible.
¿Como,Miguel Angel, puede haber buena literatura sino se lee desde la infancia?.Leer cuesta un esfuerzo como cualquier cosa hasta que se domina.Si la cultura del esfuerzo esta en franca retirada,¿que esperamos de las nuevas generaciones?
ASNOS DISGREGADORES
Eso si, quien tenga dinero o los políticos de turno matriculará a su hijo en un caro colegio ingles o americano donde maldito lo que les importa la LOE

Gatopardo -

jjjjjjjjjjjj ¡mira que interesarte lo que pueda decir de literatura Lucía Etxebarría!

David -

Es que tú también, Miguel Ángel, tienes delito. Mira que ir a un encuentro de 2 personas que han ganado el Planeta. ¿A quién se le ocurre? ¿Esperabas, en serio, encontrar algo de literatura allí?

Y de Hacienda no digo ná, que luego tó se sabe, como dicen en mi pueblo, no vaya a ser que algún inspector entre en tu página y rastree hasta dar conmigo.

Dale un beso a Ailene y dile que su nombre es más bonito que el de Lucía Yumei, y mucho más literario (incluso sin cólera y azogue) que el de Lucía Etxebarría.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres