Blogia
Rincón de Ailene y Miguel Án

DECÁLOGO DEL LUNES

 

 

 

 

1. Durante esta semana huiré de la avaricia para que nadie me compare con las hormigas, que trabajan con tal denuedo que pareciera que fueran a vivir eternamente. Le haré caso a san Bernardo cuando decía que la peor avaricia es vivir en la pobreza por miedo a la pobreza. Me haré caso a mí mismo cuando digo que en el pensamiento del avariento nunca falta la tristeza.
2. Durante esta semana evitaré comprar todo lo que no sea esencial, y lo haré por dos motivos: porque lo superfluo, aunque esté de rebajas, es muy caro, y porque así no terminaré teniendo que vender lo necesario.
3. Durante esta semana aprenderé que la mejor manera de ganar mucho es no pretender jamás conseguir demasiado; que no es más rico quien más tiene, sino quien con menos se conforma; que son infinitamente más los que han llorado por tener mucho dinero que los que lo hicieron por tener lo suficiente; que la abundancia es como una araña incansable en cuyas telas nuestros corazones se enredan con facilidad pasmosa.
4. Durante esta semana procuraré por todos los medios no tener que decir “lo siento”, y sí muchas veces “gracias”. También gastaré algún que otro “¿puedo ayudarte en algo?”
5. Durante esta semana llamaré, hablaré o escribiré a al menos dos personas: a aquella que me aumente las ganas de vivir y a aquella que necesite de mí para verlas aumentadas.
6. Durante esta semana, siguiendo el consejo de Quevedo, seré para con mis amigos igual que la sangre, que acude a la herida sin esperar a que la llamen. Me meteré en la cabeza que sólo seré capaz de ganar la confianza de aquella persona en quien haya puesto la mía.
7. Durante esta semana no seré roñoso con mis sonrisas y sí con mis frases de doble sentido, con mis críticas malintencionadas y con mis quejas. Antes de quejarme sin motivo contaré hasta diez, y seguiré haciéndolo hasta diez veces más si no se me pasaran las ganas de despotricar contra todo. Si aún así persisto en mi empeño meteré la cabeza en el retrete por tiempo indefinido.
8. Durante esta semana pasaré un poquito de frío (o de calor), un poquito de hambre y un poquito de vergüenza para que no se me olvide valorar lo que tengo. Valoraré cuanto tengo aunque eso no despierte envidia en los demás. No juzgaré a las personas por lo que tienen, sino por su interior. Me pegaré dos cabezazos contra la pared si se me ocurre compararme con nadie.
9. Durante esta semana me esforzaré en dar mucho y no volver a acordarme, al tiempo que si recibo algo pondré empeño en no olvidarlo.
10. Durante esta semana dormiré tranquilo si a lo largo de cada día mi objetivo prioritario ha sido ser feliz y hacer felices a los demás, aunque no lo haya conseguido.

 

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

TFH -

Hoy es lunes y me he despertado leyendo tu artículo. Creo que voy a probar a llevar a cabo tu decálogo a ver que tal me va, porque pienso que es una buena forma de dar un cambio a nuestra actitud del día a día. Muchas gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres